OPINIÓN

Ahora sí los pescaron y los corrieron por lascivos

Hubo 'actos consistentes en hostigamiento sexual dentro del centro laboral, al realizarle tocamientos lascivos a su cuerpo dentro de la jornada laboral...'

LA COLUMNA
de El Diario
martes, 21 mayo 2019 | 06:00

• Ahora sí los pescaron y los corrieron por lascivos


• Acapara Cabada evento con alcaldes


• En el nombre de Dios el nepotismo de Morena 


• Aplazan tormento contra exalcaldes por PMU


Hubo “actos consistentes en hostigamiento sexual dentro del centro laboral, al realizarle tocamientos lascivos a su cuerpo dentro de la jornada laboral...”.

Con esa descripción detallada aseguran trataban varios dirigentes sindicales del Municipio, encabezados por su jefe, Arturo Silvadoray Licera, a una trabajadora de la alcaldía cuyo nombre es reservado por motivos obvios.

Fuentes cercanas al sindicato municipal comentaron verbalmente lo que de manera textual aparece como conclusión de una investigación llevada a cabo por los órganos de Contraloría Interna de la Presidencia Municipal. Copias del documento ya circulan por varios rumbos de la ciudad.

El acoso fue cometido por Silvadoray, otro directivo del sindicato de nombre Carlos Javier Villegas Ríos y el tesorero Carlos Villegas.

Los tres agredieron a la empleada durante varios meses infligiéndole “tocamientos lascivos en su cuerpo sin su consentimiento” hasta que ella decidió denunciar los hechos ante Contraloría Interna. 

Sabemos que de ahí pasará a la denuncia formal ante la Fiscalía de la Zona Norte para convertir en penal el caso y buscar un castigo mayor al correspondiente del Municipio, que sólo sería la separación laboral de los implicados.

Se supone que la investigación de Contraloría está bien sustentada y por lo tanto afianzada. Y bastante creíble, Silvadoray y sus subordinados arrastran precisamente bastante mala fama en el trato con empleadas del Municipio, abusando de su posición como líderes gremiales.

Ésta es otra historia que apenas comienza de los polémicos jefes sindicales.


***

Se aventó buen movimiento de estrategia política el independiente alcalde Armando Cabada al convertir a Juárez en sede de la Conferencia de Seguridad Pública Municipal con presencia de los alcaldes de Mexicali, Tijuana, Chihuahua, Cajeme, Hermosillo, Los Cabos, Escobedo, Navolato y Culiacán.

El anfitrión fue nombrado coordinador de los Municipios de la Zona Noroeste del país.

Esta situación cobra relevancia por el hecho de que los alcaldes que asistieron a la conferencia son mayormente morenistas y panistas, incluida la alcaldesa blanquiazul de Chihuahua, Maru Campos, que ahora hace punto en Juárez cada vez con mayor frecuencia y en la medida que se aproxima el relevo por la gubernatura 2021. Ella es una de las aspirantes junto con el alcalde fronterizo. 

Aparte de los alcaldes, le dieron puchón al evento el fiscal general César Augusto Peniche, jefes militares de la plaza y la delegada del Gobierno federal en Juárez, Lizy Guzmán.


***

Austria Galindo, subsecretaria de Cultura en Ciudad Juárez, la misma que tenía el mayor gasto en viáticos, con 134 mil 740 pesos erogados con recursos públicos por 44 viajes realizados durante 2017, ha dado de qué hablar en el mundillo cultural doméstico.

El sábado a las 10:50 horas apareció a muchos usuarios de Facebook una publicidad de L' elisir d' Amore (Ópera en dos actos) a celebrarse el 1 y 2 de junio en el Centro Cultural Paso del Norte. 

No tendría nada de malo si el evento se promocionara desde alguna página oficial de Facebook, sin embargo se hace desde la página personal de Austria Galindo, no de la institucional de Gobierno. 

No es la primera vez que sucede esto. Ha promocionado de forma similar otros eventos, que por cierto le han dejado dividendos de dos mil 497 likes hasta ayer. Negocio para ella.

En la edición digital presentamos las imágenes de la publicidad en Facebook desde la página de la sobrina del subsecretario de Desarrollo Social del Gobierno del Estado, Ramón Galindo.

***

Las denuncias de nepotismo en la Cuarta Transformación llegaron al nivel de la subsecretaria de Bienestar, Adriana Montiel Reyes, por ser comadre del delegado regional en Parral y su esposa, Luis Fernando Duarte e Ishtar Barraza, ambos en la nómina de la administración pública.

No serán muy religiosos en el Gobierno federal, pero la queja elevada a la Función Pública y la Fiscalía General de la República acusa la relación personal entre Montiel Reyes, Duarte y Barraza, por el bautizo de la hija de estos últimos.

Según la evidencia que se hizo llegar a las oficinas centrales de la SFP, el pasado sábado 30 de marzo la subsecretaria participó en la ceremonia religiosa para nombrar como Ariadna, precisamente, a la pequeña hija del matrimonio parralense.

Fue en la catedral metropolitana de la capital a las 12:00 horas. Luego se fueron a la fiesta en la modesta casa de un empresario en Lomas del Santuario, donde hicieron acto de presencia casi todos los funcionarios de alto nivel de la Secretaría de Bienestar en Chihuahua.

Entre los asistentes estuvieron además Andrés Alberto Duarte González, Rodolfo González, Sandra Luz González y Elsa González Luna, hermano, primo y tías respectivamente del delegado en Parral. Todos, casualmente, en la nómina de la aún nueva administración federal.

Inicialmente el nepotismo denunciado era por el matrimonio Duarte-Barraza. Pero ya que le buscaron resultó que el muchacho de Parral también tenía a otros parientes en la dependencia de la que es delegado; y para colmo acusan que ni siquiera van a la oficina en esa ciudad, pues viven en Chihuahua.

La denuncia formal parece que ya fue ampliada por violación a preceptos de la Ley General de Responsabilidades Administrativas y la Ley de Austeridad Republicana, donde la palabra nepotismo aparece remarcada con negritas.

Los denunciantes van con todo a hacer ruido en la Ciudad de México en estos días.


***

El fin de semana se realizó un foro de formación política de Morena en las instalaciones del rebelde Sindicato de Telefonistas del Estado, ubicado en Chihuahua, de donde salieron chispas al final por una presunta manipulación política.

Para buscar candidaturas en el partido de Andrés Manuel López Obrador es necesario, entre otros requisitos, tomar cursos como éste que según algunos morenistas decepcionados fue orientado a favorecer a la gente del delegado de Programas Sociales, Juan Carlos Loera de la Rosa.

Quienes operaron para bloquear el acceso a militantes que no habían sido previamente palomeados por el grupo de Loera fueron un gris excandidato a diputado Hugo González y la misma secretaria de Formación Política de Morena, Ximena Reyes.

El pretexto que les dieron a los que intentaron apuntarse sin apadrinamiento fue que la lista estaba llena y que había un límite de registro.

El asunto es que si bien hubo una asistencia más o menos considerable el primer día, al segundo se redujo a menos del 50 por ciento.

Cuando los morenos se enteraron del cierre manipulado llegaron a hablar de que le harían un plantón a la responsable de la organización.

Porque, se quejan, es grave la división interna que promueven González y Ximena Reyes, ya que no abona al crecimiento de su partido en Chihuahua, donde cada vez se ve más desdibujado el capital que obtuvieron las elecciones pasadas, tanto por la inactividad de algunos como por sus escándalos.


***

Pues va en serio por lo menos hasta ahora la atorada de la Auditoría Superior del Estado a varios exalcaldes del PRI que transitaron por el robo a los juarenses del denominado Plan de Movilidad Urbana (PMU). De dos mil millones de pesos originales ya va en cinco mil millones con intereses y todos los arrimadijos que se le van acumulando. Fue el asalto en despoblado.

El nuevo auditor, Héctor Acosta Félix, ha dicho oficialmente que hubo sobrecostos en las obras de pavimentación... ¡y que fueron canceladas obras que de todas formas fueron pagadas!

El caso ya estaba muerto y sepultado. La Fiscalía General del Estado inició la investigación durante la víspera y sin más ni más la archivó. Hoy la Auditoría está pidiendo la reapertura y el Poder Judicial determinará si ordena a la Fiscalía el inicio de la investigación.

Todos los involucrados fueron citados para ayer en la Ciudad Judicial de esta frontera. Fueron convocados exalcaldes y exsecretarios del Ayuntamiento. Prácticamente todo mundo envió representantes legales pero faltaron dos exsecretarios o sus abogados. Por esta razón la jueza difirió la audiencia para el 1 de julio.

En la lista aparecen los exalcaldes Héctor “Teto” Murguía, Enrique Serrano y Javier González Mocken; también el actual alcalde, Armando Cabada. El primero arrancó el PMU junto con el exgobernador César Duarte, se lo aprobó en el Congreso y después lo siguió como alcalde Serrano, y Mocken y Cabada no tuvieron más que dar seguimiento a la música pagada.

Técnicamente es difícil que los jueces le digan que no a la Auditoría; y si es así, empezará un tormento de condenados al menos mediático para los involucrados, pero es muy posible que venga una resolución política en la que los jueces simplemente le concedan la razón al Ministerio Público... y adiós polémica. Por lo pronto serán otro par de semanas de sufrimiento... ¡Ah!, y de pago a los abogados. Felices ellos.