PUBLICIDAD

Opinión

OPINIÓN

Agarran polleros control total de migrantes

En silencio como llegó a Ciudad Juárez así se regresó a la Ciudad de México apenas tocando esta frontera los primeros días de auténtico verano con 40 grados centígrados en promedio

LA COLUMNA
de El Diario

martes, 14 junio 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

-Agarran polleros control total de migrantes

-Sigue el canibalismo en Poder Judicial

PUBLICIDAD

-De instructores de pesas a jefes policiacos

-Doble juego en convención de Morena

En silencio como llegó a Ciudad Juárez así se regresó a la Ciudad de México apenas tocando esta frontera los primeros días de auténtico verano con 40 grados centígrados en promedio.

Sepa Dios en qué estaba pensando el “diplomático” Marco Antonio Fraire Bustillos cuando aceptó dejar una cómoda oficina en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) para dirigir en Chihuahua la delegación estatal del Instituto Nacional de Migración (INM).

A mediados de abril fue asesinado de manera brutal el representante de dicha oficina en la región de Nuevo Casas Grandes-Janos, Lorenzo Gabriel Pico Escobar. Junto con él, murieron en auténtica masacre el jefe de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) en la zona de Nuevo Casas Grandes, Alejandro Domínguez Cabriales y su escolta Gil M.

A estas alturas son desconocidas las razones oficiales para semejante ataque. No hay datos públicos sobre el desarrollo de las investigaciones, pero baste saber que aquella región, hasta Juárez, ha sido convertida en un negocio extraordinariamente lucrativo para el tráfico de personas.

En México convenientemente no hay estadísticas sobre el flujo migratorio, pero en Estados Unidos sí. Solo en la zona de El Paso y en solo un mes, mayo, fueron registrados casi 30 mil indocumentados que, a su paso por la región, dejaron en ganancias a los polleros más de 500 millones de pesos... ¡en un mes!

Una oficina literalmente abandonada, físicamente en ruinas, es precisamente la responsable de atender el tema. Con unos cuantos funcionarios y unos cuantos inspectores a lo más que pueden llegar es a la corrupción con los “coyotes” o mejor retirarse.

Eso hizo Fraire Bustillos... y lo mismito hicieron otros tres que le antecedieron desde que la Cuarta Transformación llegó a la jefatura nacional del INM. Primero fue nombrado como delegado el profe universitario, Héctor Padilla Delgado, después los militares retirados Salvador González Guerrero y Pedro Alberto Alcalá López... Fraire el cuarto.

Con todo y severa crisis de migrantes, así sigue en términos generales, sin pies ni cabeza, la única área de gobierno existente para atender la situación; su lugar, entonces, es ocupado por los polleros a ese alto costo.

***

De nuevo arde el Tribunal Superior de Justicia (TSJ). No cesa el masoquismo junto con el canibalismo. Una jueza le pegó ayer una zarandeada en público y a todo color al magistrado, Luis Villegas Montes.

Sabela Patricia Asiain acusó al también consejero de la Judicatura de agresiones y amenazas e intentar destituirla a raíz de un par de denuncias por acoso laboral presentadas por dos empleados del juzgado del que ella es titular.

Quienes conocen el estómago del Tribunal aseguran que atrás de la jueza hay varios magistrados y magistradas hijos del corralato que no se han resignado al nuevo régimen de gobierno en los tres poderes del estado y continúan pataleando.

Los pronóstico así seguirán, reservados; eso de los amparos y los maratones en instancias judiciales federales, ha envalentonado a jueces y magistrados.

El origen de todos es el mismo: de cuotas políticas, pero una vez en el cargo se sienten intocados. Muchos cometen arbitrariedades con la confianza de que nadie puede meterse ya con ellos.

Y es cierto, de ahí las conjuras y las confabulaciones para despedazarse entre ellos mismos cuando las cofradías se sienten amenazadas.

Este puede ser un caso más.

***

El problema de la Policía Bancaria, Comercial e Industrial -ahora envuelta en señalamientos por la elaboración de la “lista blanca” de las empresas de seguridad privada- es que fue dejada en manos de personal no especializado en la materia.

Así lo ven quienes miden el desempeño de la corporación que es una división de la Policía Estatal a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública, recién instalada en Ciudad Juárez desde el principio de este mes.

La intención de regular la seguridad privada en la entidad es sin duda necesaria y benéfica, dado el riesgo que representan las empresas dedicadas a dar este servicio cuando contratan personal sin capacitación alguna.

Pero la tarea que concluyó con la regularización de más de 150 empresas en Juárez y Chihuahua ha puesto los resultados bajo sospecha, debido a los reclamos de que hubo algunos dueños de negocios de este giro que sufrieron amenazas e intentos de extorsión para no colocarlos en una “lista negra”.

Bajo el mando de Refugio Moreno, titular de la Policía Bancaria, al menos un par de inspectores son quienes ubican como los presuntos extorsionadores de las empresas de seguridad.

Con quienes lograban algún “acuerdo” los dejaban de molestar; ya no les revisaban ni el gafete a los guardias privados de algunas empresas emproblemadas, pues sin más dejaban de hacer su trabajo de inspección en antros, negocios y fraccionamientos privados.

Con quienes no había “arreglo” el acoso era más constante, persistente y subido de tono. Qué novedad en áreas policiacas.

Esto es resultado de la falta de preparación en un área crítica como la que supervisa y regula la seguridad privada, que legalmente debe verse como un coadyuvante de la seguridad pública municipal, estatal y federal.

Pero también es la consecuencia de tener como jefes policiacos con poder a instructores de pesas que ya estaban en la rayita desde la Policía Municipal de la  ciudad de Chihuahua y ahora son importados a Juárez, desde donde tienen responsabilidad estatal.

***

Como ya es conocido en los círculos políticos, este próximo 26 de junio habrá de realizarse en Ciudad Juárez la primera convención estatal morenista que contará con la presencia del que se asume como uno de los principales intelectuales de la izquierda, John Ackerman.

El también catedrático de la UNAM y principal promotor de la 4T en esos niveles ha comenzado a recorrer el país con la idea de lograr una refundación y democratización de Morena con miras a lograr un cambio en la dirigencia nacional.

La organización a nivel local corre a cargo de la asesora de regidores Rubí Guzmán, hermana de Lizeth Guzmán, subdelegada en Juárez de la Secretaría de Bienestar, además de la regidora Mary Adame. Ellas son las principales cabezas.

Lo curioso es que Rubí trae un doble juego, pues, por un lado, critica a Juan Carlos Loera, en redes, pero todo mundo sabe que el superdelegado federal es quien la tiene incrustada en las entrañas del municipio que gobierna Cruz Pérez Cuéllar. Adame, por otra parte, ya está del lado loerista desde hace meses.

Habrá que recordar que el presidente del partido guinda, Mario Delgado y Juan Carlos Loera están aliados, y para muestra un botón, la gubernatura que se jugó el 2021.

Así que esta convención que tiene como fin democratizar al partido trae un tufo a quienes han buscado justo todo lo contrario, pues la mano de Delgado y Loera está representada por Rubí y la regidora.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search