PUBLICIDAD

Opinión

OPINIÓN

Adiós al cubrebocas de una vez por todas

Uno de los sobrevivientes más obstinados del Covid-19 ha sido el cubrebocas, ese artículo cuyo uso ha sido convertido en indispensable por decreto gubernamental

LA COLUMNA
de El Diario

miércoles, 21 septiembre 2022 | 06:00

PUBLICIDAD

-Adiós al cubrebocas de una vez por todas

-Gandallas iban por prescripción de terreno

PUBLICIDAD

-Hugo Vallejo usa la podadora

-Una última cortesía para Adriana Ruiz

Uno de los sobrevivientes más obstinados del Covid-19 ha sido el cubrebocas, ese artículo cuyo uso ha sido convertido en indispensable por decreto gubernamental. Todavía no pasa el miedo al contagio ni el luto en más de 10 mil hogares que sufrieron la pérdida de uno o varios integrantes en el estado, casi cinco mil de ellos en esta frontera, pero las nuevas circunstancias permiten nuevas reglas que no deben contemplar esa medida de protección a nivel general.

Hoy el cubrebocas no es obligado en las calles, pero sí para ingresar a la mayoría de los establecimientos comerciales que incluyen de manera muy absurda a los restaurantes, cantinas y antros exclusivamente para ingresar. Es absurdo porque hay que retirarlo al comer y/o beber.

Independientemente de la millonada alcanzada por los fabricantes del artículo, en su nombre, o en su necesidad, han sido cometidos incontables abusos por todas partes tanto por dueños de lugares como por los propios inspectores de los distintos de niveles de gobierno que hicieron su agosto multando o mordiendo.

Tenemos de recuerdo un cubrebocas elaborado de tela muy simple que fue vendido en el restaurante Black Coffee Gallery, de la Henry Dunant, en razón de 60 pesos. Otro de un hospital privado que costó 160 pesos en momentos críticos.

El del Black Coffee es reciente. No valió argumento con la mesa a cuatro pasos de la caja; el establecimiento todavía vacío al mediodía. Hubo que pagar por el artículo para solo cruzar a la mesa... y quitarlo.

Los abusos ciertamente fueron mayores por parte de “células antiCovid”, pero una gran cantidad de empresas no se quedaron ni se quedan atrás. Los cubrebocas que hasta de cortesía debieron tener para casos necesarios, los encajaron a precios de oro.

Desde la semana pasada anunció el secretario de Salud, Felipe Sandoval Magallanes, una sesión del Consejo Estatal de Salud para evaluar como punto principal el retiro del cubrebocas.

No hay razón para sostenerlo porque los vacunados (as) andan arriba del 92 por ciento a nivel general y los contagios han bajado a menos de 100 por semana en todo el estado.

La estadística lo dice todo.

****

Dio el secretario del Ayuntamiento juarense, Héctor Ortiz Orpinel, un zarpazo muy a tiempo en el caso de un terreno municipal invadido por un particular, que lo había tomado para hacer el patio de maniobras y taller para tráileres en la colonia Carlos Castillo Peraza.

El caso del predio había sido expuesto semanas atrás al alcalde, Cruz Pérez Cuéllar, por jóvenes que antes usaban el lugar para jugar futbol llanero. Tenían permiso para utilizarlo desde tiempos de Héctor “Teto” Murguía, hasta que un grupo de gandallas llegó y cercó el inmueble.

El terrenito de 56 mil metros cuadrados, ubicado en el cruce de las calles Soneto y Manuel Talamás Camandari, fue asegurado desde el pasado jueves en un operativo encabezado por el propio Ortiz Orpinel, quien se encargó de dejar las advertencias correspondientes para desalojar el lugar en un plazo de 15 días.

Como había instalada malla ciclónica y un uso regular de la propiedad como si no fuera un espacio público, los abogados municipales creen que la estrategia de los vivales era reclamar la prescripción del terreno, es decir, la apropiación de un inmueble alegando derechos ganados por no ser ocupado o reclamado por el dueño legítimo.

Por eso es que fue a tiempo la acción de la autoridad, ya que si dejaba pasar más tiempo la administración municipal, quien se apoderó del inmueble podría recurrir a esa figura jurídica o a otros recursos.

Falta ver cómo defiende la propiedad el secretario municipal, pues supuestamente ya aparecieron otros tres “dueños” que reclaman todo o parte del activo, para el que el gobierno de Juárez aún no tiene un destino específico.

Como este caso, las áreas jurídicas del municipio investigan otras apropiaciones de terrenos públicos por parte de vivales que de buenas a primeras se presentan como terratenientes de amplias zonas de la ciudad, a los que deben meter al orden ahora, antes de que salgan con que ya ganaron derechos sobre propiedades ajenas.

***

Quien ahora deberá responder por buenos resultados en la Dirección de Desarrollo Social del Municipio será su nuevo titular, Hugo Vallejo, quien entró al relevo tras la salida sorpresiva de Arturo Urquidi, que a su vez pasó a la coordinación de Comercio, un área como confeccionada a mano para él. Ahí sí puede llegar sin problema en su chopper y recibir aplausos por parte de los ambulantes.

Vallejo no se anduvo por las ramas desde el primer día que tomó Desarrollo Social. De inmediato retiró a Karen Mora del área de Desarrollo e Infraestructura  y colocó en su lugar a Paola Estrada, una entrenadora deportiva que en Atención Ciudadana atendía un modesto módulo de lentes.

El movimiento llamó la atención, aunque se trate de algo relativamente pequeño, porque Vallejo dio la impresión más de desplazar a alguien presumiblemente cercana a Urquidi, como lo era Karen, que por reforzar los trabajos en el área.

Pero quien al final de cuentas deberá rendir cuentas ante los juarenses y ante el alcalde, Cruz Pérez Cuéllar, será el propio Vallejo. No es lo recomendable el debut y despedida pero puede serlo.

***

La cortesía corrió a cargo del nuevo coordinador de Comunicación Social, René Sotelo. Aceptó que su antecesora, Adriana Ruiz, oficializara hasta hoy la entrega recepción de la oficina. El relevo respectivo fue anunciado por la gobernadora, Maru Campos, el pasado lunes por la tarde. Desde hace aproximadamente un mes gran parte de la operación de la oficina había quedado en manos del político panista sonorense que llegó a Palacio a “encargarse de las redes sociales”.

A ese cambio en el gabinete de la mandataria le seguiría el del secretario de Comunicaciones y Obras Públicas, Carlos Aguilar García, quien ha sido observado por el propio equipo de Palacio como lento para adecuarse a las circunstancias y necesidades de obra pública en el estado. Hay la opinión de que camina a vuelta de rueda, en cámara lenta.

Y después de Aguilar, o al mismo tiempo, estaría tomando el mismo rumbo a la salida el secretario de Desarrollo Humano, Ignacio “Nacho” Galicia, a quien el cargo en el gabinete le ha quedado dramáticamente grande.

***

Cuales niños berrinchudos, los diputados locales de Morena se resisten a llamar presidenta a la diputada Adriana Terrazas, quien fue electa para presidir los trabajos del segundo año legislativo, solo porque en su momento la propuesta fue presentada por la bancada panista.

Los guindas siguen dolidos por la forma en la que su compañera de bancada asumió la titularidad del Poder Legislativo, no superan que la propuesta presentada por este grupo parlamentario encabezada por el juarense “Benjamón” Carrera no fuera tomada en cuenta. Por ello han centrado su ira en Adriana Terrazas, blandiendo contra ella la espada de su despecho, por eso únicamente se dirigen a ella como diputada.

Se trata de una actitud infantil la mostrada por los legisladores de Morena, que lejos de asumir una oposición seria y responsable en favor de los chihuahuenses, se envuelven en una serie de banalidades que, en nada abonan al desarrollo de la vida pública del estado.

Ante esto, la diputada Adriana Terrazas ni se inmuta y no se distrae ante las actitudes de sus compañeros de bancada y da continuidad a los trabajos legislativos conforme a la agenda establecida al inicio de la legislatura.

Hoy mismo inicia con una serie de conferencias prensa, “la mañanera legislativa” que ofrecerá cada semana, con el propósito de dar a conocer los avances que presentan los diversos temas tratados. Estará acompañada del coordinador de los diputados panistas, Mario Vázquez, lo que tampoco ha sido del agrado de los guindas.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search