Opinión
OPINIÓN

Acaba Corral finanzas entre excesos e ineptitud

La primera gran caída de la historia en el presupuesto público del estado será la obra que marque el fin de gobierno de Javier Corral el año próximo

Tomada de Internet

LA COLUMNA
de El Diario

sábado, 26 septiembre 2020 | 06:00

-Acaba Corral finanzas entre excesos e ineptitud

-Reaparece en “conferencia” banquetera

-Otro golpe de 300 millones contra Juárez

-Apenas reaccionan a los cientos de feminicidios

La primera gran caída de la historia en el presupuesto público del estado será la obra que marque el fin de gobierno de Javier Corral el año próximo. En los registros financieros de la entidad no hay antecedente alguno de una baja de la magnitud que se espera para 2021, que podría ir del cinco al 13 por ciento.

Le será echada la culpa a la pandemia, en gran medida, por la paralización económica de un semestre casi consecutivo, fenómeno global que pega a toda actividad productiva y del sector público.

Pero no puede pasarse por alto que la crisis también responde al berrinche constante del mandatario estatal y a su tormentosa relación con la Federación (antes con Peña ahora con AMLO), así como al desastroso manejo de las finanzas que Corral ha delegado sin rendir cuentas al secretario de Finanzas, Arturo Fuentes Vélez.

Tampoco puede obviarse que los lujos, los excesos, el derroche en aviones, viáticos, etcétera, han marcado la gestión corralista, austera nomás de dientes para afuera.

El ritmo de crecimiento presupuestal de Chihuahua se había mantenido los últimos seis sexenios estatales por encima de la inflación. Baches importantes fueron las crisis sexenales federales que acabaron en los años 90, y por supuesto la recesión de 2009.

La gestión corralista, sin embargo, apunta a ser la única que lejos de crecer el gasto público lo habrá de desplomar. Así lo reconoció el propio gobernador ayer cuando, en otro berrinche, amenazó con “cerrar parte del gobierno” si no recibe más recursos federales.

Con una caída generalizada en participaciones y aportaciones federales, el impacto en las finanzas estatales rondaría los cinco mil millones de pesos. Si a eso se le suma un déficit declarado, muy conservador, de ocho mil millones, el servicio de la deuda de largo plazo que rebasa los tres mil millones al año, los créditos de corto plazo cuyo saldo se maneja de forma opaca y las deudas con proveedores, el coctel de pérdidas podría rebasar los 15 mil millones de pesos.

Para verse claramente, el presupuesto del estado podría caer de los 78 mil a los 63 mil millones de pesos, si no se recurre a más deuda que a estas alturas resulta insostenible. El problema, como se ha dicho, dejó de ser la liquidez hace unos años para convertirse en un problema mayor de insolvencia.

En este marco, enfrentarse a la Federación con intenciones meramente políticas y electorales, como lo ha hecho Corral, es una más de las sinrazones que han marcado la administración. Pero ésta traerá peores consecuencias.

***

Sólo por estricta necesidad mediática volvió Corral la vista a los medios de comunicación chihuahuenses.

Su vocero “Igor”, Manuel del Castillo, convocó a los periodistas para una “entrevista” que concedería el gobernador ayer por la mañana a su regreso de la Ciudad de México, de donde volvió batido por su conflicto con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

La entrevista fue banquetera, en las afueras de Palacio de Gobierno, ni siquiera en el interior. Hace meses los reporteros tienen vedado ingresar al edificio público y hace meses no lograban un intercambio formal presencial con Corral.

Es muy lamentable que la llamada primera autoridad política estatal use a su conveniencia a los representantes de los medios informativos y a las propias empresas dedicadas al ramo periodístico sólo cuando conviene a su estricto interés personal.

Cotidianamente hay temas que competen a la generalidad de los chihuahuenses, más en las actuales condiciones económicas y sanitarias, pero Corral ha preferido sacarles personalmente la vuelta en los medios escondiéndose en explicaciones virtuales y “conferencias” a las que los periodistas no tienen acceso presencial.

Ayer finalmente reapareció por estricta necesidad... y banquetero.

***

La consulta para enjuiciar a los expresidentes de la República será mera vacilada en comparación con las resoluciones que alista la Suprema Corte de Justicia de la Nación, referentes al impugnado Derecho de Alumbrado Público (DAP).

Ya quedaron enlistadas para la próxima semana las demandas de acción de inconstitucionalidad presentadas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos desde febrero de este año contra los municipios de Chihuahua. Son esos recursos jurídicos que la CNDH promovió en medio país por cobros comunes pero cuestionables proyectados en las leyes de ingresos municipales.

Por las vísperas puede anticiparse que los ministros del máximo tribunal del país habrán de invalidar el DAP. Ayer lo hizo la Corte con los municipios de Aguascalientes, Rincón de Romos y San Francisco de los Romo. No se requieren dotes de adivinador para suponer lo que vendrá para las ciudades chihuahuenses que entraron en las demandas del organismo derechohumanista.

En números gruesos eso representa 300 millones de pesos de ingresos en Juárez y más de 170 millones en el caso de la capital; otros 58 municipios de la entidad también lo aplican, lo que les representa también ingresos fuertes. Todos se perderían al no poder cobrarse mientras la Comisión Federal de Electricidad y los ayuntamientos encuentran otra fórmula aplicable.

Con el derecho que cobra CFE en los recibos se paga el alumbrado público de las ciudades. Al no aplicar ese cobro a los ciudadanos, los municipios tendrán que pagar de su presupuesto el costo... y si no lo hacen a lo mejor hasta les cortan el servicio, pues los de la empresa paraestatal no se andan por las ramas cuando no les pagan.

A pesar del previsible daño a las finanzas municipales, tanto la CNDH como los ministros de la Corte ven violaciones a tres artículos constitucionales (así lo exponen en el caso Aguascalientes) con el cobro del DAP, además de que se vulneran los principios de legalidad tributaria y seguridad jurídica.

Por si le faltara algo a la crisis de las finanzas públicas, así viene la cooperación del más alto tribunal y de la ombudswoman, María del Rosario Piedra Ibarra.

***

Si no hay cambios de última hora, la siguiente semana la titular de la Comisión Nacional para Prevenir la Violencia contra las Mujeres (Conavim), Fabiola Alanís, entregará la declaratoria de Alerta de Género (AVM) a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero. A partir de la entrega será cuestión de días para que se emita formalmente.

Después de más de 400 feminicidios y ataques de todo tipo que se dejan en la impunidad, será que apenas se active el mecanismo en la entidad, el mismo que ya está vigente en 18 estados del país y en casi 300 de sus municipios.

En el reporte más reciente de la Conavim entregado a Gobernación se establece que el análisis de nuevas declaratorias se centran en la Ciudad de México, Guerrero, Sonora, Tlaxcala y Chihuahua; en el caso local aplicaría para Juárez, la capital, Cuauhtémoc, Guadalupe y Calvo y Parral, como puede verse en la imagen que presentamos en La Columna.

La solicitud en el caso de Chihuahua tiene alrededor de 14 meses, sin que hasta el momento haya respuestas oficiales sólidas, concretas, más allá de las versiones que, como ésta, circulan desde las mismas dependencias involucradas hasta las organizaciones sociales.

El hecho de que apenas reaccionen ante los cientos de feminicidios no es una buena señal, ni de lejos. Se ha dejado crecer la inseguridad por autoridades de todos los niveles y la impunidad no se ha combatido en todo este tiempo.

En ese contexto no puede generar mucho optimismo que esté por declararse la AVM, la cual habrá de revisarse con lupa a ver si cumple con las expectativas financieras, políticas y sociales, o si por el contrario sólo se emite para callar a los grupos que la promovieron.