Opinión

A decir verdad | Las energías limpias de fiesta mundial pero México se marginó solito

éxico o más bien, su presidente, no se percataron de la llegada de la energía eléctrica por el viento, por el sol

Rubén Iñiguez
Periodista

sábado, 05 septiembre 2020 | 06:00

Ciudad de México.- Las energías limpias están de fiesta en Europa y van avanzado en todo el mundo, pero México por mandato de AMLO, se regresó al pasado y se marginó de participar en la fiesta, a la que llegaremos cuando se hayan repartido el pastel, quebrado las piñatas y el payaso animador se haya retirado.

México o más bien, su presidente, no se percataron de la llegada de la energía eléctrica por el viento, por el sol. Su visión ha sido combatir a las inversiones y campos de generación existentes en el país. Tamaulipas, Baja California, Oaxaca, Hidalgo, Jalisco, etc., han comprometido, perdido inversiones y empleos por estas decisiones en que el gobierno es el retrógrado.

Las compras de eólicos alcanzan precios hasta hace poco impensables.  Actualmente se pagan hasta dos millones de euros por parques eólicos, en tanto que antes era una proeza que alcanzaran los precios de un millón o millón y medio de euros.

La atracción a los inversionistas de este tipo de energías, ha aumentado sus cotizaciones de Bolsa, incrementados a decisiones políticas reales de España por incrementar su acceso a este tipo de generación. 

España se enfrenta a un boom de renovables, de la mano de los planes de descarbonización del gobierno, que prevé en 2030 que un 30 por ciento de la capacidad del sistema sea verde. Esto se reforzó con un real decreto del Consejo de Ministros para eliminar barreras para el despliegue de masivo de renovables.

Incluso ya han recomendado a México, expertos en el tema de las energías limpias, pues son una salida para nuestra crisis. Pero esto no está en la agenda del Palacio Nacional, pues los temas son el caso Lozoya, los expresidentes, los neoliberales, la corrupción y la mafia del poder.

Los bancos de inversión internacionales se han dejado seducir por el atractivo de este sector. Bruno Bertocci, director de equipos de renta variable sostenible, global de UBS AM, señala: “La creciente conciencia del medio ambiente y los cambios regulatorios han hecho la inversión en el clima, es la nueva norma para los inversores”, dijo el experto suizo. Pues al nuevo modelo sin carbón, se suman creciente número de inversores, a largo plazo.

BNY Mellon Im. (Banco de Nueva York) señala que, en junio, Gran Bretaña cumplió dos meses sin quemar carbón para generar energía, el período más largo desde la revolución industrial. Un hito importante en la transición de combustibles fósiles que generan Co2 a la generación de energía más sostenible y amable al medio ambiente.

México en tanto adquiere carbón al senador Armando Guadiana, de Morena y junto al prohibido combustóleo, lo usará para la CFE en unas plantas generadoras de energía, en tanto se sub-utilizan los gasoductos ya pagados en una absurda decisión de Manuel Bartlett. 

Mientras Pemex sufre pérdida tras pérdida, y la CFE no encuentra con que financiar sus proyectos. Por lo tanto, toman la salida equivocada y castigan más a sus contribuyentes aumentando el precio de sus tarifas, mientas que la energía limpia en Europa se lleva rentabilidades de 27.75 por ciento según datos de Bloomberg. 

Aquí vamos por una refinería que el mundo ya no necesita, las empresas del ramo solar y de aire, llegan a ganancias por alzas de cotización del 141 por ciento. España se ha dado el lujo de tener un campo solar flotante en el mar. México está rico en sol y aire, pero lo obstaculiza el criterio oficial. La 4T no lo ha comprendido, por eso llegaremos a la fiesta cuando las luces se hayan apagado, todo por la culpa de un caudillo que no entiende los cambios reales del mundo más allá de sus mitos personales. 

Será tiempo de darle un calendario al presidente López Obrador, y decirle que el futuro comienza hoy y que sólo “Marty McFly” puede volver al pasado y tal vez, hablarle de que metió la pata en sus determinaciones para el futuro de México.

Para cuando corrijamos, la fiesta se acabó, las finanzas se asentarán y no ganaremos tanto como los que hoy son precursores del sector, lo mejor se consumió y estaremos con un retraso de 50 años en un mundo que ha cambiado para siempre.

México será anticuado y obsoleto, por las obsesiones que ameritan responsabilidad del presidente López Obrador, porque el causar males económicos e impedir el desarrollo del país, paliado con palabrería, también puede ser objeto de responsabilidad… Aunado a lo que dijo el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, que México vivirá la peor crisis en los últimos 100 años.