Opinión

A decir verdad | Biocombustible y energía limpia, la gran tarea de Europa

Las nuevas alternativas energéticas en España y otros países de Europa, es el biocombustible impulsadas por las propias petroleras

Rubén Iñiguez
Periodista

sábado, 07 noviembre 2020 | 06:00

Ciudad de México.- Las nuevas alternativas energéticas en España y otros países de Europa,  es el biocombustible impulsadas por las propias petroleras. Repsol,  la refinería y abastecedora de España de combustibles fósiles, apuesta directamente a nuevas formas de energía. México va en sentido contrario.

Mientras Tabasco está bajo el agua, y por décima inundada vez la proyectada refinería de Dos Bocas,  dirán los 4T “sufre de encharcamientos” en Europa el futuro se comienza a concretar  independientes del petróleo, llave del siglo pasado.

El directivo de Repsol, Josu Jon Imaz, declaró sobre la primera planta de biocombustible avanzado que se construye en España, una inversión de 180 millones de euros, para producir anualmente 250 mil toneladas, para aviones, camiones y coches eso nos informa Milenio en su edición del 31 de octubre.

El proyecto a iniciarse funcionando en el 2023, incluye el desarrollo de una planta de hidrógeno, y para alimentar el biocombustible, se recogerá el aceite de cocina desechado por amas de casas, en hotelería y restaurantes en toda España. Con esta planta España espera reducir en 900 mil toneladas al año el aporte de gases de Co2 en la atmósfera. Con estas decisiones se luchará contra el cambio climático, así se reciclarán materias primas que contaminan. De paso este país va a ser puntero en la lucha  por la descarbonización.

Este texto es exactamente lo contrario a la estrategia mexicana para el desarrollo de combustible, fuentes de energía y calor, en que se sigue dependiendo del petróleo, y del carbón, en un retroceso al siglo XIX, el petróleo mexicano genera una mezcla azufrada que no logra la máxima cotización en el mercado y un diesel directamente agresivo para las máquinas de este tipo, por su impureza entre otros factores lo que dio al traste con esta vía de combustible mexicano.

Sumado a inoperancia administrativa, corrupción, contaminación, sin que se le pueda poner remedio, Pemex es una maldición no una palanca del desarrollo.

El efecto del desarrollo de nueva tecnología abrirá empleo para mil profesionales de diversas disciplinas, (pero en España) y se requerirá del concurso de otras empresas auxiliares para la construcción, generando empleo. Una vez que la planta funcione totalmente,  se espera que trabajarán en ella…45 personas, la máxima eficiencia.

Nada de exceso de personal, inútil y redundante, de improvisados sin título, sin perfil ni experiencia en el campo, una enorme plata automatizada, que pondrá la producción en el máximo nivel.

Pemex en tanto carga con una dependencia tecnológica muy fuerte del exterior, en exploración y explotación, apenas va a cumplir sus compromisos para aprovechar sus gasoductos, y padece la importación total del gas que se consume en el país, y adicionalmente trata de bloquear las empresas que invirtieron en México para el desarrollo de energías limpias.

Si bien en Europa se ha experimentado un enorme crecimiento de los vehículos eléctricos, los directivos de Repsol estiman que otras naves como barcos, camiones requerirán otras alternativas y ahí entrará el biocombustible originado en el aceite vegetal.

Una de las socias de España de esta renovación es nada menos que la petrolera saudita ARAMCO la mayor del mundo en el petróleo, que intervino en colocar otra planta en Bilbao, para generar biocombustible e incluso gas, partiendo de desechos urbanos, lo que significa que los sauditas están conscientes de que el petróleo tendrá otros usos restringidos y apuestan también a las nuevas energías, aquí tenemos al experto ocultamiento de bienes, y manipulación en elecciones Manuel Bartlett, manejando la segunda empresa nacional energética, por pago a sus favores políticos, sin ninguna experiencia en el campo de generación y distribución de electricidad, más que en el aumento de tarifas.

Las Petroleras cambian, Petrobras, de Brail  aprovecha la producción cañera de su país para mover sus vehículos con etanol;  en España, las Petroleras van a reciclar desechos para generar gas biopropano. Aquí no tenemos aprovechamiento de los mantos de gas, y se tiran al aire en la extracción de petróleo.

En la refinería de Puerto Llano en España, se inició la producción de biojet que alimenta al mercado de los aviones en España.

Generar un tejido empresarial innovador, emprendedor, que logre parar la alteración climática es el objetivo. La empresa Repsol fija su meta en 2030 de alcanzar las 600 mil toneladas de biocombustible. La Unión Europea fija la meta de un 14% de biocombustible en su transporte en 2030. ¿Hacía donde va el futuro?.

Mientras en México se aplica una austeridad nociva que ha paralizado la economía, ha desatado discordias con los presupuestos destinados a los estados, en aras de proyectos dudosos y cuestionados por los expertos, con la permanente amenaza de Pemex con sus pérdidas de 550 mil millones de pesos al año pierdan el grado de inversión, y con la notoria nueva orientación que tendrán los Estados Unidos, con Biden en reorientación energética que cambie la alteración climática, y privilegie los proyectos de desarrollo de recursos renovables, como aire, agua, o el biocombustible, que se retrasó en los Estados Unidos en su producción en gran escala.

Esto coloca a Pemex con un mazo de cartas muy malas para negociar. Un mercado independiente, el uso de alternativas de combustible que no tiene, la dependencia tecnológica que contradice el discurso de soberanía, de autosuficiencia que parece tomado de 1960. Frente a las nuevas opciones, llegaremos tarde un siglo.

Las líneas de inversión de grandes bancos suizos como Credit Suisse, en el 2021 señalan como objetivos de desarrollo y participación primero que nada, las energías renovables, que ofrecen la mejor resistencia en esta crisis de Covid y recesión económica, especialmente si los proyectos van ligados a distribución en redes.

Otro de los puntos importantes: Invertir en el desarrollo de gases industriales, caso del Hidrógeno. Actualmente proceden de esta industria el 20% de los ingresos de Credit Suisse. El hidrógeno un gas limpio, que no ensucia la atmósfera representa un mercado de 2.5 millones de dólares en 2050.

Credit Suisse también observa otras oportunidades: La minería y el desarrollo de tecnología en China, país que ofrece todo tipo de facilidades y garantías en ese tipo de inversión, que también resultan atractivas en los mercados emergentes, pero en México en estos dos años de la 4T se ha contraído la inversión en Minería, por intervencionismo estatal, políticas hostiles que han afectado nuestra producción al más bajo nivel que hace dos años.

México pretende estatizar toda su economía, debilitar al sector privado, cerrarse a la inversión extranjera como vías de generación de empleos. Con ello se generalizará una pobreza mayoritaria y una dependencia de las subvenciones del Estado, que sujetara la supervivencia al voto, o a realización de sus propósitos. Credit Suisse propone alcanzar los mercados emergentes como el nuestro, pero que tengan apertura y seguridad jurídica en lo económico y en derecho. Otros anuncios son que el oro alcanzará los 2,500 dólares y este grupo financiero diversifica sus miras a otros campos como las telecomunicaciones, defensa y el caso chino, que busca seguir impulsando su desarrollo en campos en que había lagunas. China opta por un riguroso capitalismo como fuente de generación de riqueza, obra pública, defensa y bienestar.

De otra forma, no se explica la reforma Nahle, a quién la Suprema Corte, le desechó su proyecto de injerencia contra los inversores de energías limpias,  ni Octavio Oropeza, el improvisado director de Pemex, tengan el valor de decirle la verdad al presidente, que obsesionado con sus metas del pasado bloquea todo propósito de desarrollo, y más si es sustentable.

Las cifras, las estadísticas no pueden ser ignoradas, aunque el discurso demagógico sustente las mentiras. Estamos mal por políticas intencionales de fomento de la pobreza, por cerrazón ante los hechos de nuestro tiempo, optando por utopías estatistas, que se pretenden lograr sacrificando al mismo pueblo con toda la indiferencia, mientras mantenga la popularidad a favor.

Voluntariamente, por sujeción al presidencialismo totalitario que nos rige, por un caudillo personal que siente estar tocado por  su destino, nos atrasaremos un siglo en este sentido, aunque la realidad nos demuestre que la equivocación en la 4T está a nivel de la perversidad o es demasiada estupidez.