Opinión

20 meses sin ir a El Paso ¿en realidad hay una razón para ir?

Muchos esperaban que los juarenses corrieran inmediatamente a gastar su dinero en las tiendas de la vecina ciudad, pero esto no sucedió

Erasto L. López
Analista Ciudadano

miércoles, 10 noviembre 2021 | 06:00

Después de 20 meses de permanecer cerrados, el pasado 8 de noviembre reabrieron los puentes internacionales a los mexicanos con visa láser de turistas, y pese a que se esperaban filas maratónicas de forma constante, este hecho no se cumplió como se esperaba. 

Siempre se ha dicho la importancia que tiene la interacción cultural y comercial entre Ciudad Juárez y El Paso, y puesto que muchos esperaban que los juarenses corrieran inmediatamente a gastar su dinero en las tiendas de la vecina ciudad, esto no sucedió. 

Con la llegada del Covid-19 se originaron cambios en la forma de interacción de los fronterizos. Es decir, la vida no se detuvo porque se cerraron los puentes. Algunos que tenían el privilegio de cruzar libremente la línea fronteriza optaron por comenzar a hacer favores a familiares y amigos, trayendo alguna mercancía que era solicitada. Otros más “vivillos” optaron por comprar al mayoreo y ofertarla a los juarenses por medio de las redes sociales. 

Aunado a lo antes mencionado, la compra-venta en las plataformas virtuales se incrementaron a más del 400 por ciento. Páginas como MercadoLibre, Amazon, Lino, Shein, Alibaba, Walmart -por mencionar algunas- incrementaron sus productos y mejoraron sus métodos de entrega. Algunos, como MercadoLibre y Amazon garantizando la entrega del producto en menos de 48 horas los 365 días del año. 

Estos ejemplos, nos dan una visión de lo que sucedió en el comercio internacional y fronterizo durante esos 20 meses. Como lo dije antes, la vida no se detuvo, al contrario, como un organismo viviente, se modificó con tal de subsistir, y en casos como este en particular para encontrar mejoras dentro del sistema. 

No es de sorprendernos que Estados Unidos haya decidido abrir los puentes internacionales días antes del tan famoso “Black Friday”, donde las ventas de ropa y artículos electrónicos suelen aumentar más del doble. Y es que acciones de ventas como esta (Black Friday) sirven para que las tiendas puedan hacer circular sus almacenes, permitiéndoles sacar la mercancía vieja y poner la nueva a la venta antes de navidad, fomentando así un nuevo escalón de consumo. 

La pregunta es: “ahora que las cosas parecer estar regresando a la normalidad ¿estas serán igual que antes?”. Si bien, no tengo una bolita de cristal, pero con base a la información que se tiene hasta el momento, podríamos arriesgarnos y decir “no”, las cosas no volverán a ser como antes. Esto no quiere decir que los juarenses dejaran de cruzar a El Paso para hacer sus compras, pero sí podemos observar que muchos se dieron cuenta que no necesitan de la vecina ciudad para renovar su guardarropa o comprar un televisor, computadora u otro electrónico. 

Ahora que se aproximan las festividades navideñas, tanto los comercios del El Paso como en Ciudad Juárez, buscarán atraer a los compradores con ofertas especiales. Antes de la pandemia veíamos se daba una rivalidad (comercial) entre los vendedores de ambas ciudades. Sin embargo, ahora las cosas son diferentes y es que los vendedores de la región fronteriza de Juárez, El Paso e incluso las Cruces, deberán encontrar mejores estrategias de atracción pues el enemigo a vencer ya no es regional, ni siquiera físico; ahora el enemigo es digital y tiene mercancía de todo el mundo, a cualquier hora, y en cualquier lugar; ese enemigo a vencer son las plataformas de tienda en línea.  

close
search