Opinion El Paso

Un legado de 120 años construido a medida que transformamos el panorama energético

.

Kelly A. Tomblin/Presidenta y Directora Ejecutiva, El Paso Electric

domingo, 05 septiembre 2021 | 06:00

Cortesía | El Paso Electric

El 30 de agosto de 1901, el paisaje de El Paso comenzaría a tomar forma cuando El Paso Electric Railway Company comenzó a proporcionar transporte a los clientes con tranvías tirados por mulas. Después de tan solo un año, esa misma empresa introdujo las tranvías eléctricas y en 1905, comenzó a ofrecer servicio de electricidad e instalar alumbrado público. Dos décadas después expandió su servicio a Nuevo México y cambió su nombre a El Paso Electric Company. Desde ese entonces, El Paso Electric (EPE) ha evolucionado década tras década para servir a aproximadamente 450 mil clientes con nuevas tecnologías y soluciones energéticas.

Personalmente, tuve el honor de dar mi primer paso en el mundo de EPE hace un año. Inmediatamente me atrajeron los 120 años de historia y el legado de EPE: una empresa que está a la altura de cada ocasión, capeando todas las tormentas y que se preocupan profundamente unos por los otros. Descubrí que esa cultura era la columna vertebral que apoyaba a la compañía durante uno de los mayores desafíos que nosotros y el mundo hemos enfrentado: la crisis de Covid. A pesar de los constantes giros y vueltas de esa crisis y otras, el carácter de la familia de EPE siempre se ha mostrado y nos ha ayudado a superar los momentos difíciles.

En particular, durante la pandemia, el carácter que la compañía construyó durante los últimos 120 años fue evidente, ya que nuestros trabajadores de primera línea continuaron yendo al campo todos los días, apoyados por otros miembros comprometidos del equipo que modificaron sus propias operaciones, para garantizar la confiabilidad de la energía cuando era crucial para hogares y negocios. Para demostrar aún más nuestro compromiso con nuestros clientes y nuestra comunidad, EPE suspendió las desconexiones y conectó a los clientes con agencias de apoyo. En total, EPE y nuestros socios proporcionaron más de 6 millones de dólares en asistencia al cliente a más de 56 mil consumidores en toda la región. Además, a pesar de nuestros desafíos de costos, continuamos nuestro fuerte compromiso con las donaciones comunitarias y el desarrollo económico con más de 1.5 millones de dólares en contribuciones comunitarias durante el último año.

Estoy igualmente orgullosa de que durante este tiempo tumultuoso, mantuvimos nuestros ojos en el futuro de nuestros clientes mientras finalizamos nuestro cambio de propiedad. Este cambio generó un recuento de beneficios que incluyen $100 millones en desarrollo económico, créditos de tarifas para clientes por un total de 29.7 millones de dólares, retención de la fuerza laboral local y el mantenimiento de la sede y la administración local en nuestra amada ciudad.

A pesar del Covid, 2020 fue un año histórico, ya que los consumidores establecieron un uso récord de electricidad y enfrentamos eventos climáticos significativos. Nuestra capacidad para responder a esos eventos climáticos y mantener la confiabilidad dejó muy claro que las elecciones de recursos energéticos que tomamos anteriormente fueron las correctas en el momento adecuado para satisfacer las crecientes necesidades energéticas de nuestros clientes. Nuestra cartera, que pronto incluirá aproximadamente 500 megavatios (MW) de nueva energía, está compuesta por 270 MW de energía solar, 50 MW de almacenamiento en baterías y 228 MW de gas natural. Estas decisiones de suministro reflejan nuestro profundo compromiso con un panorama energético más limpio, y nos enorgullece anunciar nuestros planes para un 80% de energía libre de carbono para el 2035 mientras buscamos la descarbonización del 100% de la generación de energía para el 2045.

De cara al futuro, EPE también implementará nuevas tecnologías en todas las áreas de nuestro negocio y ampliará los programas de servicio al cliente respaldados por tecnología de contadores inteligentes de luz, tecnología de mantenimiento predictivo, infraestructura de vehículos eléctricos y más herramientas de autoservicio para el cliente. Todas estas innovaciones ayudaran a posicionar nuestra región como un lugar preferido para traer su negocio, desarrollar su negocio, vivir, trabajar y formar una familia.

En EPE, nos esforzamos por enmarcar todas nuestras decisiones comerciales en función de una pregunta general: “¿Esta iniciativa hará crecer la prosperidad individual y colectiva de nuestra Región?” En consecuencia, sepa que cuando nos escuche declarar que estamos Transformando el Paisaje Energético, hacemos esa declaración y trazamos un nuevo camino con el único propósito de impulsar la vitalidad económica que nuestra región se merece

Para respaldar esa consulta, mientras celebramos 120 años de servicio en el oeste de Texas y el sur de Nuevo México, aprovechamos esta oportunidad para reflexionar sobre quiénes somos y qué es más importante para nuestros clientes. Si bien los años nos han presentado desafíos abrumadores, son claros recordatorios de nuestra necesidad de una fuerte capacidad de recuperación personal y de infraestructura, responsabilidad colectiva e innovación más profunda. Hemos visto demostraciones de esas características a lo largo de nuestra historia, y estamos profundamente agradecidos por la adaptabilidad y el apoyo unificado de nuestros clientes, la comunidad y nuestros empleados.

Hemos soportado mucho, pero hemos emergido más comprometidos, más orgullosos y más decididos que nunca. Debido a que pudimos estar juntos durante los últimos 120 años, podemos levantarnos juntos en los próximos 120 años y más allá.

close
search