Opinion El Paso

Kyle Rittenhouse fue exonerado, pero sus acciones no deberían ser excusadas

.

Editorial/The Washington Post

lunes, 22 noviembre 2021 | 06:00

Kyle Rittenhouse, el adolescente que mató a dos personas e hirió a otra, en medio de protestas y motines sobre la conducta policiaca ocurridas el verano pasado en Kenosha, Wisconsin, fue encontrado no culpable de todos los cargos por un jurado que pareció aceptar su explicación de que actuó en defensa propia.

El jurado deliberó 26 horas durante cuatro días, y su veredicto en un caso que fue tanto complejo como polarizante debe ser respetado. 

Sin embargo, eso no significa que las acciones de Rittenhouse deben ser excusadas, o como algunos tristemente lo van a hacer, celebradas.

Rittenhouse no es un héroe, sino un desafortunado joven que se armó con un rifle que no debió haber tenido, y tontamente se puso a sí mismo en una situación volátil en donde no tenía nada qué hacer allí, y terminó haciendo un daño terrible e irreparable.

Después de un juicio de dos semanas, el jurado conformado por siete mujeres y cinco hombres exoneró el pasado viernes a Rittenhouse de cinco cargos de delito grave, incluyendo homicidio e intento de homicidio, en relación con el tiroteo ocurrido el pasado mes de agosto cuando Kenosha fue arrasado por protestas por el asesinato de un hombre afroamericano a manos de la policía.

Rittenhouse, quien tenía 17 años en ese momento, tomó las calles de Kenosha armado con un rifle semiautomático estilo AR-15, ostensiblemente para proteger los negocios y proporcionar asistencia médica.

Le disparó y mató a Joseph Rosenbaum de 36 años y Anthony Huber de 26 años y lesionó a Gaige Grosskreutz, quien tenía 26 años en ese tiempo.

Rittenhouse subió al estrado para testificar que actuó para protegerse a sí mismo.

El juicio puso al frente los problemas de vigilantismo, la injusticia racial y las armas, pero el deber del jurado no fue decidir sobre esas candentes cuestiones sino sólo rendir una decisión unánime sobre cada cargo basado únicamente en la evidencia presentada en corte, apegándose a las instrucciones del juez.

La ley de Wisconsin, de acuerdo a expertos legales, es muy favorable para un acusado que alega defensa propia, la fiscalía tiene que desaprobar afirmativamente la defensa propia más allá de cualquier duda razonable.

Rittenhouse, comportándose infantilmente y sollozando en el estrado, llegó como un testigo empático, algunos de los fallos del juez Bruce Schroeder parecieron favorecer a la defensa de maneras cuestionables.

Los padres de Huber, una de las víctimas, una palabra prohibida en el juicio por el juez Schroeder, dio a conocer un comunicado diciendo que estaban “decepcionados” y “enojados” y temen por el mensaje que se está enviando con veredictos de no culpabilidad.

Su temor está bien fundado.

Rittenhouse fue apoyado por grupos conservadores y de derecha.

Los republicanos están haciendo todo lo posible para demostrar su aprobación, algunos hasta dicen que quieren contratarlo como pasante de congresista.  

Millones de dólares fueron recabados para su defensa.Fox News realizó una cobertura empática y hasta servil.

Después de su arresto, Rittenhouse, usó una camiseta que decía “Libre como la ……”, posó para fotografías y le dieron una serenata con el himno de los Proud Boys –un incidente que el juez prohibió que el jurado se enterara.

El peor resultado de todo esto podría ser que otros desafortunados jóvenes pensaran que es correcto armarse y jugar al vigilante.

Rittenhouse es inocente ante los ojos de la ley, pero el hecho permanece: sí él no hubiera ido a Kenosha, las dos personas que él mató estarían vivas en este momento.

Y la facilidad con la que a la edad de 17 años, puso sus manos en un arma de guerra, deja de manifiesto lo absurdas y laxas que son las leyes sobre las armas en este país.

close
search