Incrementa salario mínimo ayuda a trabajadores de NM

-

Michelle Lujan Grisham / Gobernadora de NM
domingo, 03 febrero 2019 | 06:00

Santa Fe, NM— Todos estamos de acuerdo que se necesita un sueldo justo por el trabajo honesto que hacemos.

Desafortunadamente muchos de nuestros residentes de Nuevo México están intentando comenzar sus vidas o carreras con un salario que efectivamente se le puede comparar con solo unas monedas sueltas.

Los trabajadores, estudiantes y padres alrededor de Nuevo México se están llevando a casa un sueldo demasiado pequeño para intentar que este sueldo les dure para comprar las cosas más básicas que se necesitan en su hogar. Desafortunadamente, esta es la realidad de muchos residentes de Nuevo México, los cuales se encuentran estancados en el sueldo mínimo de nuestro estado.

Nosotros tenemos la oportunidad y la obligación de rectificar lo que en mi opinión es una situación insostenible para nuestra economía estatal como también para la economía de hogares y comunidades de bajo ingreso.

El salario mínimo de nuestro estado es demasiado bajo. Así que lo vamos a aumentar. Trabajadores los cuales son afectados directamente pondrán más dinero en nuestras economías locales. El ingreso de más de un cuarto de nuestras familias con niños vulnerables incrementará. Mujeres, quienes desafortunadamente forman una gran parte de nuestra comunidad que batalla todos los días con recibir un sueldo mínimo, llegaran a beneficiarse bastante con este cambio.

Muchos creen que tomar esta medida llegará a lastimar nuestros negocios pequeños, que son el corazón de nuestras comunidades, o de una forma afectará nuestra economía estatal, o reducirá la demanda laboral. Economistas e investigadores, están de acuerdo que aumentar el salario mínimo ayuda reducir la pobreza. Un reciente reporte de Bloomberg indica claramente que la evidencia, lo cual incluye una investigación de varias décadas, demuestra que aumentos moderados en relación al salario mínimo no lastiman los negocios o los trabajos. Justo eso es lo que estoy proponiendo, un aumento al salario mínimo que se puede implementar en moderación para proteger a todos.

No estoy tratando de tomar por sorpresa a los negocios de Nuevo México con una transformación de la noche a la mañana que les puede afectar. Al contrario, estoy apoyando una medida que toma en cuenta esas inquietudes, aumentando nuestro salario mínimo a $10 este año fiscal, con aumentos adicionales que se implementaran en moderación en los años siguientes.

Esto es una iniciativa que funcionará para todos. Dueños de negocios pequeños pueden confiar en que esta administración tiene en mente su bienestar económico. Ya proyecté esos incrementos para el Local Economic Development Act and Job Training Program. También pedí aumentos responsables en relación a desembolsos para el Severance Tax Permanent Fund para luego invertir millones de dólares en los negocios de Nuevo México.

Pequeños negocios de Nuevo México son absolutamente esenciales para nuestras comunidades y por eso no es contradictorio aumentar el salario mínimo. El aumento que estoy proponiendo no es un cambio radical para negocios, pero sí ayudará a implementar un cambio significativo para los más necesitados. Y al mismo tiempo le mandará un mensaje a todos los trabajadores de Nuevo México: reconocemos tu esfuerzo, y valoramos tu dedicación a luchar por un mejor nivel económico, estamos contigo.

El salario mínimo no ha cambiado en años. Recibir un pago de $7.50 por hora no tiene el mismo valor que hace diez años. Este sueldo está paralizado y continuará perdiendo su valor con los años. No importa en donde trabajes, o que comunidad vivas, $7.50 simplemente no es lo suficiente para sobrevivir. Aumentar el sueldo estimula el trabajo y quizás llegue a ayudar familias de bajos ingresos, quienes benefician de programas de asistencia, a graduarse de esos programas. Así reducirá la dependencia en la red de seguridad social, lo cual me imagino mis colegas republicanos celebrarán. Mientras tanto ayudaremos a muchos residentes de bajos ingresos alrededor de Nuevo México a poder salir de la pobreza, algo que podremos celebrar todos.

No veo el salario mínimo como una pelea entre el Estado y la clase trabajadora o entre pequeños negocios y sus trabajadores. Yo pienso que ofrecer un camino para salir de la pobreza a nuestros residentes de Nuevo México nos ayudará a todos, sin importar de qué lado del cheque te encuentres. Pero si intereses de negocios altamente prósperos quieren convertir esta propuesta en una pelea basándose en intereses en lugar de enfocarse en los residentes de Nuevo México quienes trabajan poniendo su mejor esfuerzo. Pueden tener una idea de en qué lado me encuentro yo.