Opinion El Paso

El simple acto de cantar puede unirnos entre EU y México

En respuesta al tiroteo de El Paso, un coro del norte de Texas organizará eventos en El Paso y Juárez

Jonathan Palant / Especial para El Diario

viernes, 17 enero 2020 | 06:00

Es verdaderamente notable ver cómo desaparecen aquellas cosas que a menudo nos dividen como religión, política, raza, sexualidad y género, y estatus migratorio, por enumerar algunos, cuando nos unimos en el simple acto de cantar.

Siendo testigo de esto, otra vez me ha motivado a viajar a lugares remotos con la esperanza de hacer conocidos poco probables a través del canto. He visitado lugares como un orfanato vietnamita, un centro para familias empobrecidas en Marruecos, un asilo de ancianos para los ancianos “descartados” de Islandia, o aquí mismo en la ciudad de Dallas mi objetivo siempre ha sido unir voces en coro con un solo propósito: construir una comunidad.

Admito que disfruto viajar y he gastado tanto tiempo como recursos no en uno, sino en dos objetivos: viajar y participar en proyectos de naturaleza altruista. Sin embargo, el verano pasado, ocurrió un evento singular que afianzó mi necesidad de conectar dos comunidades de Texas de una manera positiva, amorosa y pacífica.

El 3 de Agosto, un joven del Norte de Texas entró en un Walmart en El Paso y asesinó brutalmente a 22 personas inocentes.

Cuando ocurrió el tiroteo, yo, como tantos otros, me sentí triste, indefenso, desesperanzado y furioso de que esto sucediera una vez más. La verdad sea dicha, no soy un tejano nativo y mi conocimiento de El Paso es algo limitado.

Sé que El Paso es similar a la “Isla Ellis” de Nueva York para los solicitantes de asilo latinoamericanos y, en los últimos meses, se ha convertido en una de las muchas ciudades fronterizas en el centro del debate de inmigración.

También sé que El Paso está al otro lado de la frontera de Ciudad Juárez (México), un lugar supuestamente “aterrador” para ir.  

No hay que rehuir de un lugar supuestamente aterrador y ciertamente no hay que pensar en pequeño. Es por esto que comencé a considerar cómo aquellos de nosotros que vivimos y cantamos en el Norte de Texas podríamos apoyar a quienes viven más cerca de la frontera. Teníamos que hacer algo. “Nosotros” siendo el Coro Comunitario Credo, un grupo cuya misión, está arraigada no sólo en el poder de la música, sino también en la construcción de la comunidad, aprendiendo unos de otros, promoviendo la igualdad y compartiendo la fortuna con los necesitados.

Con esta misión en mente y sintiendo que teníamos que hacer algo en respuesta al tiroteo, hicimos un plan para organizar una serie de eventos en El Paso y en Ciudad Juárez.

Los programas, acertadamente llamados Reunidos en Arte, tendrán lugar durante el fin de semana festivo de Martin Luther King Jr.

El sábado 18 de enero, instrumentistas, cantantes y bailarines se reunirán para un festival abierto al público gratuito a nivel comunitario en Ciudad Juárez en El Punto, un lugar al aire libre construido para la visita del Papa Francisco de 2016.

Entre los artistas destacados se incluyen la Orquesta juvenil y coro Esperanza Azteca de Ciudad Juárez, el Coro Comunitario Credo de Dallas, y una variedad de conjuntos de la Universidad de Texas en Dallas y la Universidad de Texas en El Paso. Este festival también cuenta con la leyenda de la ópera Frederica von Stade y otros invitados especiales.

Al día siguiente, el domingo 19 de enero, estos mismos artistas se presentarán en el histórico El Paso County Coliseum para un segundo evento gratuito en cooperación con y en apoyo del Centro de Oportunidad para Indigentes, una organización local sin fines de lucro que sirve a los desprotegidos de El Paso. La entrada a este evento es gratuita pero se invita al público a donar comida enlatada y no perecedera para la colecta de alimentos en honor a Martin Luther King y que este año celebra su vigésimo aniversario y que beneficia a diversas organizaciones locales.

Hay muchas razones por las que la música es importante y me gustaría pensar que todos anhelamos incluir la grandeza de la música en nuestras vidas, pero sea como sea, afrontémoslo, la música es una forma de arte transitoria y los momentos significativos se olvidan con demasiada frecuencia.

Ya sea clásica, jazz, rock n’roll, hip-hop, o cualquier número de géneros no occidentales, la música se ha convertido con razón en la banda sonora de nuestras vidas y no podemos permitirnos que desempeñe un papel pasivo cuando tiene la capacidad de cambiar la sociedad para mejor. Bach lo sabía. Mozart lo sabía. Espero que todos sepamos esto.

(El doctor Palant, profesor asociado de Música en la Universidad de Texas en Dallas, es el director fundador del Coro Comunitario Credo)