Se quemó por salvar a su abuelo

Por salvar a su abuelito de morir quemado, un menor de edad también resultó con quemaduras graves en la mayor parte de su cuerpo, luego de un accidente con el calentón de leña donde el adulto mayor roció combustible a las brasas, incendiando además parte de la recámara.

Víctor Hugo Valdovinos
Martes, 08 Enero 2019 | 11:14

Por salvar a su abuelito de morir quemado, un menor de edad también resultó con quemaduras graves en la mayor parte de su cuerpo, luego de un accidente con el calentón de leña donde el adulto mayor roció combustible a las brasas, incendiando además parte de la recámara.
Este caso ocurrido la noche de anteayer en una vivienda de la colonia Acción Popular, a seis kilómetros de la estación de Bomberos, deja de manifiesto que a pesar de las recomendaciones emitidas de manera frecuente por Protección Civil, los pobladores siguen descuidando las medidas preventivas básicas.
Las autoridades del Departamento Municipal de Bomberos y Protección Civil, informaron que eran cerca de las 8:30 de la noche cuando en la vivienda marcada con el número 2703 de la calle Camino de la Laguna, un hombre de 76 años identificado como Humberto Martínez Domínuez, intentó avivar el fuego de un calentón de leña hechizo con un bote de fierro.
Para esto, se dijo que el adulto mayor usó un depósito para arrojar combustible líquido a las brasas, generando una deflagración o explosión de llamas que saltaron hacia el hombre, el cual se vio inmediatamente cubierto por el fuego.
Mientras parte de esa recámara estaba ardiendo, su nieto Angel Elí Martínez Medrano de 16 años no lo pensó dos veces y a pesar de las llamas que invadían la recámara entró y se avalanzó sobre su abuelito para tratar de salvarlo, lo que finalmente le resultó en igual quemaduras graves en gran parte de su cuerpo.
Otros familiares intervinieron y asimismo controlaron el resto del fuego para terminar con la amenaza, por lo que cuando los elementos de Bomberos llegaron a la escena del accidente, a 6 kilómetros de su estación, el siniestro ya estaba controlado, mientras que paramédicos de la Cruz Roja ya se habían encargado de trasladar a las víctimas de este accidente.
De acuerdo a los reportes médicos del Hospital Integral a donde fueron trasladadas las víctimas, el hombre de 76 años resultó con quemaduras de segundo grado en su rostro, su pecho y la pelvis, mientras que su nieto presentó quemaduras de segundo grado en el 40 por ciento de su cuerpo.
Se agregó que las lesiones sufridas por el menor de edad y su abuelito, por su gravedad ponen en peligro su vida y tardan en sanar más de 15 días, aunque de momento se hallan ya estables.