Crisis en la UPNECH

Sólo captó 40 de nuevo ingreso; esperaba 140

Imposiciones y despidos de Gobierno estatal, así como toma de edificios y casetas por alumnos en protesta, cobran factura al prestigio de la institución

Staff/ El Diario
viernes, 06 septiembre 2019 | 06:00
|

Nuevo Casas Grandes.- De 140 alumnos de nuevo ingreso que se esperaban en el Campus de la Universidad Pedagógica Nacional del Estado de Chihuahua (UPNECH), sólo se inscribieron 40, dejando de manifiesto la crisis en que se ha sumido la institución tras la serie de conflictos internos con imposiciones del Gobierno estatal, despidos y protestas que incluyen huelgas de hambre y toma de edificios y casetas.


Aún así y para darle la bienvenida a los pocos que se inscribieron y qe representan apenas el 35 por ciento de lo que se había proyectado antes de la serie de conflictos generados por la postura de Gobierno del estado, se organizaron una serie de actividades recreativas.
La propuesta inicial fue del grupo de quinto semestre de Licenciatura en Pedagogía, quienes propusieron la segunda edición de la “Estudiantina”, la cual consiste en asistir disfrazados de diversas temáticas, con el fin de promover la convivencia y participación de todos los estudiantes.
Las caracterizaciones propuestas fueron sobre series y películas, culturas, profesiones y oficios, homie’s, y ropa deportiva para el rally, actividades en las cuales participaron alumnos de todos los semestres y parte del personal docente.
El rally consistió en formar equipos para participar en una carrera de relevos que tuvo lugar por las calles aledañas al campus, el banderazo de salida estuvo a cargo de la directora del Campus, Ernestina González, para lo cual, los participantes tuvieron que voltear unos vasos en una mesa y desplazarse en bicicleta unas cuadras para llegar a la siguiente estación en la que los compañeros tuvieron que cumplir un reto de meter un lápiz en una botella sin usar las manos, para posteriormente irse corriendo hacia el panteón municipal “nuevo”.
El siguiente relevo estaba esperando y al recibir el banderín, tuvieron que armar un rompecabezas, para de ahí partir en patín del diablo hacia la plaza de la Reforma en donde estaba el otro compañero esperando cumplir una carrera de costales.