Recuerdan a las campeonas "Vikingas"

.

José Miranda Madrid/El Diario
miércoles, 06 noviembre 2019 | 17:00
|

Nuevo Casas Grandes.- En la década de los años setenta, el equipo femenil de béisbol Las Vikingas, fue campeón de un torneo en el cual participaban cuatro equipos.

Así lo dio a conocer Mario Lara Franco, quien señaló que fue otra persona la que inició como manejador del equipo.

“Fui invitado para dirigirlas en los últimos juegos del torneo”, recordó, tras mencionar que precisamente los triunfos obtenidos en la recta final del torneo, fueron los que las llevaron a obtener el título de campeonas.

“La alegría de estas jugadoras fue enorme, debido a la superior que demostraron ante sus adversarias, las felicitaciones obtenidas por sus porras también”, apuntó Lara Franco.

Dijo, que ya después, en ese ambiente festivo, fue cuando lo invitaron para que continuara manejando el equipo, y así estar preparadas por si se organizaba otro evento.

“Acepté la invitación, pero les expuse mis condiciones, entre ellas, el hablar con sus padres para que tuvieran conocimiento de la responsabilidad que se iban a hacer acreedoras”, agregó.

Indicó que ambas partes aceptaron. Fue una entrega total sin ninguna protesta. En cuestión de entrenamiento fueron disciplinadas, lo que dio como resultado un alto mejoramiento en un corto tiempo.

Desafortunadamente, recuerda Lara Franco, no volvió a generarse ningún otro evento de esa naturaleza, lo cual desmoralizó a las jugadoras y a sus padres.

Apuntó que hubo personas que mencionaron que era una lástima de tanto entrenamiento, pero al ver la situación un tanto triste, surgió la opción en cuanto a jugar partidos amistosos.

“Dijeron que sí de inmediato y sin pensarlo mucho”, agregó, luego de dejar en claro que serían partidos fuera de la ciudad, y que se llevarían a cabo en Ciudad Juárez.

“De inmediato empezaron a brincar de puro entusiasmo y los padres todos emocionados me preguntaban que si era cierto, les dije que sí, que iría a conseguir un juego y en el acto se dio el apoyo en lo que fuera necesario”, señaló Lara Franco.

Recordó que en ese entonces se desarrollaba el campeonato de softbol en ciudad Juárez, y al concluir uno de los encuentros abordó al manejador de uno de los equipos y le platicó sobre el interés de llevar a cabo un juego amistoso con un equipo que venía de Nuevo Casas Grandes.

Aceptaron, pero aclararon que sería después del partido tras el cual uno de los dos equipos surgiría como campeón del torneo.

El encuentro se llevó a cabo y las Vikingas perdieron por un marcador con una diferencia de al menos 10 carreras. El rival, era un equipo con varios años de campeón, y ya no quisieron un segundo juego por razón de que les esperaba el festejo.

“Se comprendió la situación pero nos consiguieron un partido con Las Bravitas, las cuales habían quedado en segundo lugar y con ellas se jugó un partido de softbol y uno de béisbol”, dijo Lara Franco.

Se trataba de un equipo con jugadoras más jóvenes, pero también con un largo camino recorrido.

Los juegos con este equipo fueron más peleados, lo que llamó la atención de los aficionados, quienes se emocionaron con la actuación de Las Vikingas, especialmente al darse cuenta que solo tenían unos meses de haberse iniciado en este deporte.

Eso dio pie a que se diera un enfrentamiento más entre ambos equipos, pero ahora, como sede Nuevo Casas Grandes.

“Se aceptó, se señaló la fecha y a trabajar para darles un buen recibimiento como anfitrionas. Así se hizo, y aunque se perdieron los juegos, el hecho de que fueran muy peleados originó un pique entre los dos equipos”, apuntó.

Así que se pactó un encuentro más, y para ese entonces las campeonas del torneo de sofbol de Juárez, lanzaron un reto, pero, como ya estaba pactado el juego con las Bravitas, de tal suerte que no se concretó.

Lara Franco, quien fuera dirigente de la ya hace varios años, desaparecida liga independiente de béisbol, subrayó que fue a raíz de la actuación de las jugadoras Vikingas que se le hizo entrega de un reconocimiento por su labor como manejador.

“El recibir el trofeo y la ovación de los presentes, los gritos de mis jugadoras y la porra de sus padres, me sentí como si mi equipo hubiera sido el ganador, y en cierta forma, sí lo fue, bueno, así lo vi en aquel entonces y así lo siguo viendo hoy en día”, apuntó enfático.

Fueron las Vikingas unas grandes guerreras que merecen ser recordadas.

Entre las jugadoras que integraban el equipo de Las Vikingas, Mario Lara Franco quien fuera su manejador, recordó a Lizdet Trejo, Lety Márquez (ya fallecida), Rosi Fierro, Chela Chávez, Betty Hernández y su hermana, María Luz, Imelda González, 

Chavela, Paty Márquez, Hortensia Álvarez y Marta Fabela.

El coach del equipo era Guadalupe Sánchez, quien también fue patrocinador, jugador y manejador en la Liga Independiente Paquimé en la década de los ochentas.

[email protected]