Polémica entre familia Varela y Conagua

‘No nos van a robar el Ojo Vareleño’

Hoy inician mesas de trabajo donde se pretende meter infraestructura para llevarse el agua del manantial

José Miranda Madrid
lunes, 29 julio 2019 | 06:00
|

Casas Grandes.- A partir de las nueve de la mañana de hoy, en el Salón de Actos Municipal se llevará a cabo una sesión de trabajo mediante la instalación de mesas de propuestas y análisis en busca de dar solución a la problemática de distribución del agua rodada del manantial “El Ojo Vareleño”.
En la organización de las mesas de trabajo, participarán representantes de los tres niveles de gobierno, además de usuarios de riego, y habitantes de la cabecera municipal, en base al acuerdo que se generó tras la reunión sostenida la semana pasada.
Sin embargo, la familia Varela que por generaciones ha sido dueña del terreno donde se halla ese manantial, declaró tajante: “No vamos a dejar que nos roben el agua, no es nuestra, pero está dentro de nuestro terreno y tenemos el derecho de hacer uso de ella al igual que los productores por cuyos terrenos pasa esa agua, pero los que pretenden llevársela no tienen derecho alguno de hacer uso de ese manantial”, señaló tajante Antonio Varela, propietario del rancho El Ojo Vareleño.
Asimismo su hermano Alejandro Varela, expresó que estarán pendientes del desarrollo de esas mesas de trabajo para que no se violenten sus derechos ni hagan despojo de sus tierras.
“Para sacar agua de ese manantial tendrán que meter infraestructura y máquinas, ¡Lo van a echar a perder todo por su ambición! Van a alterar el orden natural y llevarse el agua ascendente y en sentido contrario hacia donde corre y con el riesgo de secar un ojo de agua natural que ha permanecido intacto por generaciones, pero para eso, primero deberán pasar por nuestro terreno y eso no lo vamos a permitir”, enfatizó Alejandro Varela.
“Lo que pasa es que las autoridades municipales de Casas Grandes vendieron terrenos entre el Ojo Vareleño y la UTPaquimé, y los vendieron prometiendo agua rodada que no tienen, sino que se la quieren robar del manantial porque los compradores de esos lotes ya están presionando al municipio”, indicó Antonio Varela.
A través de del esquema de trabajo propuesto por Conagua, se pretende concretar la reglamentación para la distribución del agua del manantial “El Ojo Vareleño”, y con ello finiquitar una problemática que se ha agudizado en los años recientes y que ha enfrentado a pobladores y usuarios de riego, “en la lucha por el vital líquido”.
“Vamos a buscar la solución y a meter orden”, expresó el titular de CONAGUA en el estado Kamel Athié Flores, posterior a que la dependencia presentó un proyecto inicial de distribución, durante una reunión que se desarrolló en las instalaciones de la Universidad Tecnológica de Paquimé (UTP) la semana pasada.
El denominado Sistema Manantial Ojo Vareleño, aunque dentro de una propiedad privada, desde el 4 de septiembre de 1930, a través de un decreto y por utilidad pública, pasó a ser un bien nacional, confirmó la CONAGUA al presentar un diagnóstico actual del mismo.
A partir del análisis de la información obtenida, la CONAGUA, ofreció a productores, usuarios y pobladores, lo que llamó “una propuesta de arranque”, la cual precisó, estaría sujeta a modificaciones en base a los resultados que se generen de las mesas técnicas de trabajo que se llevarán a cabo este día, enfocadas a obtener una propuesta definitiva y un reglamento para la distribución del agua.
En términos generales, la propuesta de CONAGUA, se basa en la construcción en la llamada acequia sur de un sistema repartidor, es decir, un canal corto, a través del cual se desarrolle la distribución del agua a razón de un tercio para la población de la cabecera municipal y dos tercios para el uso de los productores agrícolas.
Representantes de CONAGUA, del gobierno municipal, de Desarrollo Rural del gobierno estatal, productores, usuarios y pobladores, además del delegado regional del gobierno federal Mario Saldaña, se harán cargo de la organización y desarrollo temático de las mesas de trabajo, según se estableció en el acuerdo resultado de la reunión efectuada la semana pasada en las instalaciones de la UTP.