Motiva 'Pepetón' Arroyos a alumnos de UPNECH

“Porque si no hay disciplina, no hay nada”

José Miranda Madrid
lunes, 11 febrero 2019 | 06:00

Nuevo Casas Grandes.- El reconocido basquetbolista José Luis “Satanás” Arroyos, impartió una charla motivacional a estudiantes del campus local de la Universidad Pedagógica Nacional (UPNECH).

Ante unos 60 estudiantes de las licenciaturas en Pedagogía e Intervención Educativa, el oriundo de este municipio, expuso “Mi camino hacia el Éxito”, y compartió algunas de sus experiencias en el también llamado “deporte ráfaga” a través de la disciplina.

“Porque si no hay disciplina, no hay nada”, apuntó enfático, la leyenda del basquetbol nacional e internacional.

“Satanás” Arroyos, les habló a los estudiante sobre los valores, que son necesarios para ser profesionales en cualquier ámbito de su vida, tales como, el respeto, la responsabilidad, la amistad, el trabajo en equipo, entre otros.

“El Pepetón”, como también se le conoce a nivel local, abrió su corazón para darle un consejo a la juventud estudiantil de la institución, en el sentido de que “sigan sus sueños sin importar que tan lejos parezcan”.

Así lo hizo el, cuando salió de su casa en Colonia Madero, una comunidad rural ubicada a 10 kilómetros al sur de la mancha urbana de esta ciudad y cuyos habitantes no superan siquiera la cifra de los mil.

Aún así, “El Pepetón”, viajó por el mundo y estrechó las manos del también famoso basquetbolista norteamericano de los multicampeones Toros de Chicago, Michael Jordan y del presidente cubano Fidel Castro, solo por mencionar a algunos.

Hizo hincapié en que en su caso fue el deporte, “pero para ustedes alumnos de la UPNECH, puede ser una licenciatura,  maestría o doctorado lo que los proyecte a nivel nacional e incluso mundial”.

Al final de su charla, hubo una ronda de preguntas por parte de los asistentes, en las cuales agregó que prácticamente ha hecho todo lo que ha querido en la vida y lo único que le hubiera gustado es haber participado en las olimpiadas representando a su México.

Y por último respondió a la pregunta obligada de ¿por qué Satanás?, a lo cual explicó que el mote se le dio en sus primeros años como jugador, cuando uno de sus entrenadores del equipo de Dorados de Chihuahua describió que hacía "diabluras con el balón”.

Sin embargo, llamarle diablo era poco comparado con lo que José Luis podía hacer en la cancha, así que le nombró Satanás y un reportero  se encargó de difundirlo.

Sin duda alguna, fue una hora y media muy enriquecedora para quienes ahí se encontraban, ya que se motivaron a seguir adelante y cultivar valores tan necesarios para cualquier actividad.