Mató a un hombre de un golpe

Mario Vargas Núñez de 58 años es la víctima

Víctor Hugo Valdovinos
viernes, 12 abril 2019 | 06:00

Nuevo Casas Grandes.- Un maestro de telebachillerato e instructor de gimnasio, mató de un golpe a un hombre que se la pasaba molestando a su actual pareja, ya que el hoy occiso había tendió antes una relación con la mujer y no dejaba de acosarla por lo que la mañana de ayer se presentó en casa de ella en actitud agresiva.

Incluso, la actual pareja de la mujer de 35 años, identificada como Lizeth Bugarini Flores, ya estaba siendo acompañada por su actual pareja, Ezequiel Ignacio Arroyos Escandón de 40 años, ante los insistentes mensajes de éste diciendo que iría a su casa por ella y que le dijera “al otro que se fuera”.

Los hechos se registraron a eso de las 6:00 de la mañana frente al domicilio marcado con el número 1624 de la calle Otoño, en el fraccionamiento habitacional Jardines.

En instructor de gimnasio y maestro de telebachillerato, ya había salido a saber lo que pasaba cuando estuvieron llegándole los mensajes a su novia, y aunque la primera vez no vieron nada, en la segunda ocasión que salieron ya estaba ahí el acosador, Mario Vargas Núñez de 58 años.

En el primer encuentro, el acosador le aventó su teléfono celular al instructor de gimnasio y comenzó a agredirlo, por lo que el también maestro de telesecundaria y aprovechando su condición física, trató de someterlo y al darle un golpe lo tiró al suelo, de donde Mario Vargas ya no se levantó.

En un principio, tanto Ezequiel Ignacio Arroyos como su pareja, pensaron que el hombre se había quedado noqueado y no se preocuparon, pero al ver al paso de los minutos que no reaccionaba, se acercaron sólo para comprobar que en realidad ya había muerto, por lo que tuvieron que llenar a las autoridades que al presentarse, procedieron al arresto del presunto responsable de este homicidio.

En las próximas horas se definirá la situación jurídica de este hombre que está alegando en principio legítima defensa, quedando como pruebas la actitud agresiva, la serie de acosos que la mujer sufría de parte de su ex pareja con quien había procreado una hija y que en su teléfono celular se le hallaron más de 400 mensajes molestando a su ex pareja.