Evento en favor de Fátima

Lleva ya 2 cirugías a sus 3 meses de nacida

Después de tres meses Emiliano pudo pasar un tiempo con su hermana gemela Fátima

Víctor Hugo Valdovinos
miércoles, 21 agosto 2019 | 06:00
|

Nuevo Casas Grandes.- A diferencia de la mayoría de las madres que disfrutan con ilusiones la llegada de su recién nacido, Niurka Daniela ha estado pasando quizá el trance más duro que puede soportar una madre además de la muerte de su vástago: ver sufrir a su bebé, quien nació con varias deficiencias y a sus escasos 3 meses de vida no ha salido de terapias intensivas donde ya lleva 2 de cuatro cirugías a las que debe ser sometida.




Residente de Nuevo Casas Grandes, Niurka y su esposo Emilio habían recibido con alegría la sorpresa de que esperaban gemelos, pero conforme se fue desarrollando el embarazo, comenzaron a saber que no todo estaba bien y al final, luchando contra el deficiente servicio y negligencias del Instituto Mexicano del Seguro Social, lograron presionar para que ella fuera trasladada a Ciudad Juárez y que la niña recibiera una atención capaz y tuviera al menos una oportunidad de vivir pese a los pronósticos negativos.
Desde su nacimiento el 12 de mayo, con sólo 1 kilo 400 gramos de peso, la pequeña Fátima Alejandra presentó diversas complicaciones en su organismo que ya se habían detectado desde su etapa prenatal con el “Síndrome de Edwards”, una patología genética que afecta mayormente a niñas y en una tasa de un nacimiento entre cada 6 mil, con un pronóstico de vida de sólo una semana, pero la bebé ha resistido ya tres meses pese al daño en sus pulmones, su corazón, el sistema digestivo, una arteria y su pie izquierdo.
Dada la afectación cromosomática en el desarrollo de quienes padecen esta enfermedad llamada también “trisomía 18”, la primer cirugía que recibió Fátima Alejandra fue para conectar su esófago con su estómago y posteriormente, se realizó otra cirugía para una arteria que tenía tapada, quedando pendiente una intervención quirúrgica de corazón en la ciudad de Torreón, Coahuila.
Aunque el matrimonio contaba con la supuesta garantía del Seguro Social, el hospital de Nuevo Casas Grandes se negaba a trasladarla antes del parto pese a saber que no cuentan ni con personal ni con equipo capaz en la ciudad, por lo que realizaron presión y lograron el traslado de ella.
Por la gravedad del caso, tanto ella como su esposo pasaron todos estos meses sin trabajo y han tenido que vender cosas incluyendo un vehículo para sortear gastos extras y estudios urgentes de miles de pesos que el IMSS se ha negado a costear, además de estar consiguiendo donadores de sangre que les exigió el hospital en donde ya han colaborado con la familia 35 personas como donantes de sangre.
Para sufragar un poco los gastos que tienen que realizar estando la madre tan lejos de casa por las atenciones que aún debe recibir la bebé, la familia está organizando con ayuda de conocidos, una pasarela para este próximo jueves 29 a las 7:00 de la tarde en el complejo La Roka, en donde además habrá comida y refrescos para aportar algo en beneficio de la pequeña Fátima Alejandra que tiene 3 meses luchando contra todos los pronósticos por su precaria salud.