Empeora servicio de la Presidencia

Empeora servicio de la Presidencia

Para "solucionar" inasistencias del doctor le imponen jornada de 3 horas y fuera de ese lapso enfermos costean consulta

José Miranda Madrid
lunes, 08 julio 2019 | 06:00

Casas Grandes.- Familiares de empleados de la presidencia municipal expresaron su inconformidad ante las nuevas disposiciones relacionadas con la prestación del servicio médico, que los ha llevado a la necesidad de hacer fuertes desembolsos económicos para consulta y dotación de medicamentos al enfrentar situaciones emergentes de salud.
“Podríamos decir que prácticamente tenemos prohibido enfermarnos fuera del horario que ellos (los de la presidencia municipal) han establecido para dar la atención médica, so pena de tener que pagar por nuestra cuenta la consulta y los medicamentos”, coincidieron en señalar varios de los inconformes.



De acuerdo a los mismos señalamientos, la consulta médica se restringió a un horario de 3 a 6 de la tarde, y solamente de lunes a viernes, con la necesidad de ser enlistados por la mañana para poder acceder a la atención.
Manifestaron que con la restricción se les afecta sus derechos a recibir atención médica en caso de una urgencia, por parte del gobierno municipal, de la cual son derechohabientes, ya sea por ser empleados de la administración o sus familiares beneficiarios del servicio.
La situación que prevalece al respecto, trascendió durante la semana pasada, cuando justamente una persona beneficiaria del servicio acudió alrededor de las 18:30 horas en busca de atención a su hija de tres años y se le informó que ya no se le podía atender porque carecía de cita previa y en ese momento ya se había concluido el horario de atención del doctor.
“Me dijeron que podían atender a la niña, pero tenía que pagar 50 pesos por la consulta y si se requería algún medicamento tendría que pagarlo por mi cuenta”, expuso la persona cuya identidad solicitó se mantuviera en reserva ante la posibilidad de una futura represalia al hacer pública su inconformidad.
La persona se retiró sin efectuar la consulta, sin embargo, alrededor de un par de horas más tarde se vio obligada a regresar al consultorio médico debido a que la salud de la niña se agravó.
Por ser consulta nocturna el costo pasó de 50 pesos a 150, además pagar los cuatro medicamentos que le recetó el médico, por lo que a final de cuentas se vio en la necesidad de desembolsar 360 pesos.
“Eso no es justo”, manifestó.
Entrevistado sobre el particular, el Secretario Municipal Juan Rafael Ochoa Castillo, expresó que debido a quejas interpuestas por los mismos beneficiarios del servicio médico, se requirió establecer medidas de control en cuanto a la atención a los empleados y sus familias.
“Había bastantes quejas en el sentido de que acudían a consulta y no encontraban al médico, de ahí que se optara por establecer un horario definido y con ello solucionar la problemática que se presentaba en tal sentido”, expresó.
Sin embargo, apuntó que el compromiso del galeno es el atender a los derechohabientes del servicio, aún y cuando haya pasado el horario de atención establecido, y en especial, al tratarse de una emergencia.
De hecho, el funcionario municipal, indicó que se tienen contratados los servicios de una clínica hospital en Nuevo Casas Grandes para la atención a empleados y sus familias beneficiarias en casos de urgencias médicas.