Local

Confirman dueños que Corral los despojó

Miguel Castro Carmona confirmó a El Diario que fueron despojados del predio de forma ilegal

Miguel Vargas/El Diario
lunes, 30 septiembre 2019 | 06:00
|

Familiares de los fallecidos dueños del terreno ubicado en el 179 de la calle Costa Rica, con el que el gobernador del estado, Javier Corral Jurado, amplió recientemente el perímetro de su casa, confirmaron a El Diario que fueron despojados del predio de una forma ilegal.
El lote urbano en cuestión, de 277.46 metros cuadrados, queda en medio de la propiedad que Corral Jurado tiene en el cruce de Costa Rica e Ignacio de la Peña, y de la casa de Miguel Castro Carmona, ubicada en la calle Costa Rica 157.
Este último acudió a esta casa editora para denunciar que el lote urbano en el que el gobernador hizo ampliaciones en su residencia pertenece legalmente a su familia; informó también que actualmente su primo José Ricardo Castro cuenta con un poder que así lo acredita, además de que las escrituras están a nombre de su abuela, Francisca Muñiz Viuda de Pérez y de sus tíos, Elia y Sergio Pérez Muñiz.



“Lo que más me llamó la atención fue que (el gobernador) está diciendo que tiene una (promesa de) compra-venta firmada y pues todo eso es mentira ¿Con quién va a tener la compra-venta, si no es ni con él (José Ricardo) ni conmigo?”, aseguró.
“No la puede tener de alguien más, porque no existe otra persona que le pueda vender esos terrenos”, agregó.
Miguel Castro dijo que desde el momento en que se percataron de que el terreno familiar estaba en proceso de urbanización, buscaron a los responsables de hacer modificaciones.
Explicó que al principio contactaron a una señora que no quiso identificarse y que se dijo responsable de comenzar a limpiar el terreno que duró varias décadas abandonado.
“Esta persona se enfadó cuando conoció que el terreno tenía dueño y fue muy déspota”, narró Castro. Bastó con ese reclamo para que ya no regresara a pretender apropiarse del inmueble, aseguró.
Pero después comenzaron nuevamente los movimientos al interior de la propiedad familiar; tumbaron las bardas y sacaron el escombro, según el entrevistado.
Dijo que dio aviso a su primo José Ricardo Castro, hijo de Elia Pérez Muñiz, quien reside en El Paso, Texas, para que estuviera enterado del presunto agravio, por lo que este último interpuso un juicio intestamentario en el juzgado Sexto Civil el mes de mayo, mismo que sigue su curso para actualizar la inscripción de la propiedad familiar en el Registro Público, apuntó.
Miguel Castro dijo que como era evidente que el terreno pretendía extenderse hacia la casa de su vecino, el gobernador del estado, fueron en varias ocasiones a tocar su puerta.
“Quisimos preguntar, ver qué estaba pasando pero no obtuvimos ninguna respuesta de ellos. Fueron varias veces que dejamos recados pero nunca nos contactaron”, expuso.
Agregó que incluso la propiedad de Corral de la calle Ignacio de la Peña y Costa Rica, ya abarcaba varios metros hacia el terreno de su familia, pero en esta ocasión “todo el predio fue despojado”.
Lamentó las circunstancias en que las que el mandatario estatal se adjudicó la propiedad de su familia. “Criticó mucho a César Duarte, de que robó y compró propiedades de miles de hectáreas y ranchos, pero (Corral) está igual, aunque con ese pequeño terreno”, expuso Castro.
Aseguró que acudió a El Diario por las publicaciones recientes que se hicieron sobre el caso y con consentimiento de su primo José Ricardo Castro. Comentó que están dispuestos a venderle la propiedad a Corral Jurado “pero por los medios legales”.
Respecto a los tres embargos que tiene el terreno y que según la investigación periodística rebasan los 30 millones de pesos en conjunto, Miguel Castro aseguró que estos ya están aclarados y que por esa razón cuenta su familia con un poder sobre el predio.
El entrevistado insistió en que el gobernador “nunca se acercó con nadie de nosotros. Yo traté de hablar con ellos, no nos atendieron y a la mejor dijo ‘pues de aquí me puedo agarrar’”.