Condenan a feminicida a 30 años de cárcel

El hombre aceptó los términos de los cargos en un juicio abreviado; de lo contrario hubiera alcanzado una pena más alta

Víctor Hugo Valdovinos
miércoles, 10 abril 2019 | 06:00

Nuevo Casas Grandes.- El hombre, hoy de 27 años, que asesinó con saña a su esposa de 34 años y luego intentó suicidarse el año pasado en la colonia Colosio, fue sentenciado a cumplir una condena de 30 años de cárcel por el delito de feminicidio.

Pese a la sentencia que recibió el hombre, la Fiscalía General del Estado señaló que fue “baja”, pues el acusado aceptó los términos de los cargos que se le imputaban en un juicio abreviado, ya que si hubiera alegado inocencia pese a las pruebas en su contra y hubiera elegido irse hasta un juicio oral para tratar de “comprobar su inocencia”, hubiera alcanzado una penalidad mucho más alta.

Los hechos des este caso en donde se halló culpable a Edwards Francisco Vizcaíno Griego, tuvieron lugar en su domicilio, en la calle Encinillas, entre las calles Laguna Guzmán y Laguna del Cuervo, de la colonia Colosio, el pasado 25 de agosto del 2018.

En ese evento perdió la vida Azul Alondra García López de 34 años, quien al parecer vivía una constante de agresiones de parte del hombre, pues un familiar de la víctima, indicó que éste “a veces llegaba drogado a la casa y ella prefería salirse para refugiarse en casa de sus familiares y evitar una agresión”.

Sin embargo, ese día las autoridades policiacas fueron alertadas de un hecho violento dentro de ese domicilio, por lo que al acudir tuvieron que irrumpir en la vivienda al no obtener respuesta.

En el lugar, los oficiales hallaron el cadáver de la mujer en un charco de sangre en el baño, mientras que los rastros hemáticos se esparcían por varias partes de la casa y el hombre se hallaba convulsionándose, con los brazos cortados.

El hombre aún presentaba signos vitales por lo que fue llevado a un hospital, en tanto la mujer fue levantada por el Servicio Médico Forense al no contar ya con señas de vida.

Para eludir su responsabilidad, ya recuperado el hombre dijo que “su esposa lo había atacado y él sólo se defendió pero que ella misma se suicidó”, descubriéndose que en realidad el hombre la había ahorcado con un cinto para luego hacerle diversas cortadas que no presentaron sangrado porque ella ya estaba muerta y sin circulación sanguínea.

Asimismo se estableció que el hombre usó tres cuchillos diferentes para realizarse las cortadas y fingir que había sido atacado, comprobándose que toda la sangre regada en la escena del crimen era de él mismo.

Tras varias audiencias y la presentación de pruebas, se halló culpable a Edward Francisco Vizcaíno, quien esta semana fue sentenciado a cumplir una condena de 30 años de prisión por el delito comprobado de feminicidio.