Caos por vientos; afecta techos y árboles

Hsta ayer en la tarde los rescatistas habían atendido alrededor de 30 casos,

Víctor Hugo Valdovinos/ El Diario
sábado, 30 noviembre 2019 | 09:45

Nuevo Casas Grandes.- Caos y cuantiosas pérdidas materiales generaron ayer los vientos que imperaron durante todo el día ayer en la ciudad con clima gélido y el pronóstico de descenso de temperaturas y hasta heladas para hoy, en una jornada que mantuvo ocupadas a las corporaciones, principalmente a los elementos del Departamento Municipal de Bomberos y Protección Ciivl.

El Director y Comandante de las fuerzas de Protección Civil, Christian Ontiveros Dórame, confirmó que hasta ayer en la tarde los rescatistas habían atendido alrededor de 30 casos, entre árboles caídos por los fuertes vientos que alcanzaron ráfagas de hasta 85 kilómetros por hora, techos de lámina levantados y hasta derribo de bardas.

En un caso extremo, se reportó también una casa que casi colapsó en una de sus recámaras por las acciones de la humedad acumulada por las constantes lluvias que imperaron el día anterior, donde los dueños se verán obligados a demoler toda la infraestructura por el riesgo latente de que esa parte de la vivienda se venga abajo pues incluso, ya tiene reventadas sus paredes de adobe.

Uno de los mayores problemas fueron los techos de lámina, donde cerca de 20 personas se vieron afectadas en diferentes puntos de la ciudad, principalmente en las colonias de la periferia.

Aunque algunos reportaron daños menores, hubo casos en que los fuertes vientos de ayer levantaron techos completos de lámina y de manera oportuna, los elementos del Departamento de Bomberos y Protección Civil respondieron a las circunstancias restableciendo las estructuras para que las familias afectadas no quedaran a expensas del severo clima que está afectando todo el noroeste del estado.

Afortunadamente se confirmó que hasta el momento ayer no se registraba ninguna persona lesionada como consecuencia de los estragos que ocasionaron los vientos en las colonias de la periferia y la colonia Dublán que como una de sus principales características, es la de tener calles muy arboladas con grandes pinos y álamos muy viejos.

En uno de estos percances pudo haber ocurrido una tragedia, cuando ayer en la calle Belisario Domínguez y callejón México 68 se cayó una barda completa de block, pero que en esos momentos afortunadamente no había ninguna persona pasando por el lado donde se desplomó la pesada estructura.

Otro problema también fueron los árboles, desde chicos hasta grandes que por las ráfagas del viento aunado a la humedad acumulada los días anteriores con lluvias constantes, dejaron el suelo blando y los enarboles más grandes y viejos como pinos, álamos, moros y otras especies típicas de esta región, terminaron cediendo y aunque algunos sólo cayeron a la vía pública, otros tantos cayeron sobre vehículos, los cercos de las viviendas y hasta en las casas.

Todo esto orilló a que los elementos del Departamento Municipal de Bomberos y Protección Civil emplearan a todo su personal y equipo de máquinas extintoras, motosierras, cuerdas y demás herramienta, en la poda y derribo de los árboles que además de comprometer las infraestructuras de los inmuebles, representaban un riesgo para la seguridad de los habitantes de esos domicilios y los mismos transeúntes.

Por último, las autoridades de Protección Civil recomendaron a la población mantenerse alertas y revisar las estructuras de sus casas si están hechas de adobe para prevenir que la humedad del suelo esté reblandeciendo la base de las paredes, revisar el suelo de sus árboles y que las láminas de sus techos estén bien sujetas para evitar afectaciones en sus viviendas.

En otro asunto, se reportó que a consecuencia de las fuertes lluvias en la región, la comunidad menonita de Las Virginias, municipio de Janos, quedó  con sus calles inundadas, lo que afectó todos los inmuebles y las actividades en esa zona que puede considerarse en desastre.

[email protected]