Local

‘Abandona’ cultivo de papa la región

De ser Chihuahua el tercer estado a nivel nacional en producción de este tubérculo por las cosechas de esta región hace tres años, cae mientras paperos se repliegan a Sonora

Víctor Hugo Valdovinos
viernes, 26 julio 2019 | 06:00

Nuevo Casas Grandes.- El cultivo de papa literalmente esta “huyendo” de la región, según confirman los registros de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) que reportan una caída del 70 por ciento con respecto a todavía tres años atrás, donde los productores están retornando a alternativas más económicas que tienen que ver con transporte y consumo de agua.
En su mejor época, la producción de papa en los municipios de Nuevo Casas Grandes, Janos y Ascensión de la región Noroeste, le dieron al estado de Chihuahua el tercer lugar a nivel nacional en esta cosecha, pero la situación actual va a pique en los volúmenes de producción con apenas poco más de 400 hectáreas entre tres empresas, de las más de 1,200 hectáreas que se cosechaban todavía en el 2016.
De hecho, la mayoría de los productores están regresando a Sonora en donde alegan, han encontrado nuevas y mejores alterativas para el desarrollo de sus cultivos, sobre todo en el aspecto económico, alegando que el principal problema que están enfrentando y que está ahuyentando sus inversiones, son los costos de transporte desde ese estado hasta los campos de Janos y Ascensión, Chihuahua.
Extraoficialmente se menciona que una de las principales causas por las que el negocio de la papa en la región ya no es redituable para estas empresas, es la sobre explotación que ellos mismos causaron al haber logrado cientos de permisos de extracción de agua durante el gobierno estatal de Patricio Martínez, pese a quedar asentados en zona de veda y que desde entonces han ocasionado el colapso de otros pozos agrícolas, incluyendo los de las cabeceras municipales de Janos y Ascensión.
Sin embargo, según han expresado los industriales paperos ante la misma Sader sobre los motivos que los han hecho replegarse de nuevo a Sonora, es lo oneroso que les resulta no sólo estar transportando el cultivo, sino todos los insumos necesarios para su producción como la maquinaria, fertilizantes y personal calificado.
En este sentido, han dicho que poco a poco han estado encontrando mejores terrenos para la producción de su papa y que teniendo el producto ya en Sonora, su manejo y transporte resulta mucho más barato y costeable en tiempos y precios, que seguir manteniendo los cultivos en el Noroeste de Chihuahua.
Así, de 1,200 hectáreas de papa que se cultivaba en esta región todavía en el 2016, para este año el pronóstico apenas supera las 400 hectáreas y se espera que en los próximos años siga cayendo la superficie de siembra.