Por orden del Supremo Tribunal de Justicia

A Juárez caso 'Padre Ramiro' en apoyo a juez

Presidente del STJ, Pablo Héctor González, estuvo ayer en Nuevo Casas Grandes para entrevistarse con Marco Antonio Palma y brindarle su respaldo

Staff/ El Diario
sábado, 04 mayo 2019 | 06:00

Nuevo Casas Grandes.- Ya es oficial: el proceso penal contra el sacerdote Ramiro Plascencia González, acusado de violación agravada contra uno de sus monaguillos hace una década, será trasladado a Ciudad Juárez, una vez que sean llevados a cabo los trámites iniciales respectivos por parte de la Fiscalía General del Estado.

Ayer estuvo en Nuevo Casas Grandes el Presidente del Tribunal Superior de Justicia, Pablo Héctor González Villalobos, respaldando el trabajo desarrollado por el juez Marco Antonio Palma Meléndez, quien fue amenazado de muerte por vincular a proceso al “padre Ramiro”.

La visita a puerta cerrada de González Villalobos se dio ayer al mediodía en las instalaciones de los Juzgados del Distrito Galeana, en Nuevo Casas Grandes, con apenas media hora de entrevista para manifestar su apoyo al juez Palma Meléndez, quien confirmó la estancia del presidente del TSJ en esta ciudad.



Cabe recordar que tras la audiencia de vinculación a proceso que duró más de 8 horas en alegatos y relatos sobre el dominio y sometimiento sexual que la víctima vivió bajo tutela de Ramiro Plascencia González, hoy de 41 años, simpatizantes católicos han volcado su enojo contra la figura del juez Palma Meléndez.

En ese contexto fue que trascendió incluso el rumor de que un grupo de empresarios habría juntado 300 mil pesos para poner precio a la cabeza del juez ante el crimen organizado.

La alerta de esa amenaza trascendió a nivel estatal y provocó la inmediata instauración de medidas de seguridad para funcionario judicial, según confirmó el Fiscal de la zona norte con sede en Juárez, Jorge Nava López.

La próxima audiencia para dictar sentencia condenatoria o absolutoria ya no se llevará a cabo en Nuevo Casas Grandes, sino que será atendida en Ciudad Juárez por otro tribunal, a la vez que el sacerdote Ramiro Plascencia González quien quedó en prisión preventiva como medida cautelar, también será trasladado del Centro de Readaptación Social para Adultos (Cereso número Cinco) de Nuevo Casas Grandes a un penal en la frontera.

Cabe aclarar que esta es la segunda ocasión en que se le instaura un proceso al presbítero Plascencia González, pues previamente otro juez de control con jurisdicción en esta frontera, Antonio Coss Araujo, lo vinculó por una acusación similar pero de otra víctima, otorgándole el beneficio de enfrentarlo en libertad.