Cierran ductos de Juárez por huachicoleo

Itzel Ramírez/
El Diario
viernes, 11 enero 2019 | 23:43

Ciudad Juárez- La estrategia de combate al robo de energéticos causó el cierre del poliducto que desde Juárez abastece de combustible a la Terminal de Almacenamiento y Despacho (TAD) de Pemex en la ciudad de Chihuahua –la más grande de todo el estado–, revelaron fuentes de la empresa.
Debido a la medida, la distribución de energéticos desde Juárez a ciudades como Chihuahua, Parral, Gómez Palacio y algunos puntos de Coahuila y Sonora se realiza únicamente a través de autotanques o pipas, que han incrementado su tránsito en la frontera, confirmó Fernando Carbajal Flores, presidente de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo.

Sólo operan dos poliductos
Aunque sí hay un incremento en los números de pipas que se surten diariamente en Juárez, está dentro de los estándares
En la red de transporte subterráneo de combustibles de la entidad solamente se encuentran en funcionamiento los dos poliductos que provenientes de El Paso y Houston, Texas, que abastecen de gasolina Premium, Magna y diésel a la terminal de almacenamiento y distribución de Ciudad Juárez.
Al tratarse de combustible de importación, los poliductos son unidireccionales en la ruta El Paso-Juárez, con una longitud de 28.7 kilómetros y capacidad operativa de 31 mil barriles por día.
Una vez llegado el combustible a la TAD de Juárez, se almacenan los hidrocarburos para abastecer a las 190 estaciones de servicio de la frontera.
Los remanentes se envían después al poliducto que va de Juárez a Chihuahua, que se convierte entonces en bidireccional, con una longitud de 349.1 kilómetros y una capacidad operativa diaria de 25 mil barriles de combustible (gasolinas o diésel).
Con 29 años de operación, la TAD de Chihuahua provee los combustibles para las más de 281 estaciones de servicio que existen en la capital del estado.
“Como está cerrado el ducto de Juárez, la logística que nos han enviado nos marca el envío de casi un millón de litros diarios a Chihuahua, todo en pipas”, declaró un trabajador de la empresa.
Otra de las fuentes consultadas detalló que aunque sí hay un incremento en los números de pipas que se surten diariamente en Juárez, está dentro de los estándares normales de operación que hay en épocas de alto consumo de combustible.
“Lo que estamos enviando a Chihuahua es similar a la operación de distribución que tuvimos desde el 12 de diciembre y hasta el 6 de enero, en lo que llamamos el ‘Guadalupe-Reyes’, que es una época alta. Enviábamos hasta 12 pipas diarias, ahorita son 15 aproximadamente”, relató el trabajador.
La distribución de combustibles por el poliducto sigue después la ruta que lleva a Hidalgo del Parral, y Gómez Palacio (Durango). Una bifurcación de la toma marca luego un ducto hacia Saltillo, Coahuila y otro a Santa Catarina, Nuevo León.
“Los autotanques también llevan combustible a Magdalena, en Sonora, que es otra terminal a la que llega el combustible de Ciudad Juárez, esa es nuestra zona de influencia”, detalló.

Justifica AMLO cierres
El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, defendió el cierre de los ductos de Pemex.
“No podemos utilizar los ductos porque existen redes que se crearon para extraer, para robarse las gasolinas, redes alternas; es otro sistema de distribución de Pemex. Por eso se cerraron ductos y se están abriendo conforme se considera prudente para evitar el robo; en tanto, estamos cambiando el sistema de distribución, utilizando pipas.
“Sería fácil abrir los ductos y decir: ‘Se normalizó ya la situación’, pero mantener a sabiendas el robo, es decir, aceptar, tolerar el robo, eso no lo vamos a hacer; vamos a resistir todas las presiones que sean”, refirió el pasado 9 de enero.
De acuerdo con fuentes de Pemex en Chihuahua, los ductos han permanecido cerrados aquí desde el 27 de diciembre, cuando se implementó el operativo.

Favorece a la frontera
El aumento en el uso de pipas para transportar los hidrocarburos ha impactado positivamente en el mercado de combustibles de la frontera, dijo Fernando Carbajal Flores, presidente de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo.
El dirigente mencionó que únicamente en los expendios a su cargo la venta de diésel se ha incrementado entre 5 y 10 por ciento debido al aumento de pipas transportadoras de combustibles.
“Mientras no se usen los poliductos vamos a seguir con el sistema de pipas para abastecer de combustible a Chihuahua; además de las regiones que tradicionalmente se surten así, como Palomas, Ascensión, Janos, Casas Grandes y el Valle de Juárez”, detalló Carbajal.

Cuestan tomas clandestinas 54.4 mdp
Personal de las oficinas de Pemex en el centro del país dijo que aunque ninguna estación de Chihuahua fue incluida en el Plan Conjunto de Atención a las Instalaciones Estratégicas de Pemex, sí se solicitó la ayuda del personal de la Fiscalía General del Estado para la vigilancia y supervisión de los poliductos que atraviesan la entidad. Esto, debido al aumento de tomas clandestinas en Chihuahua.
De enero a agosto de 2018, la afectación a las tomas clandestinas no herméticas de Pemex en Chihuahua representaron un desfalco de cuando menos 54.4 millones de pesos, según lo informado por la Memoria Documental de la Gerencia de Transporte, Mantenimiento y servicios de ductos de la Subdirección de transporte de Pemex.
Carlos Huerta, vocero de la FGE, confirmó que elementos de la corporación se integraron a las labores de vigilancia de los ductos. El funcionario no respondió a los cuestionamientos sobre los detalles de la operación.
Hasta 2017, en toda la entidad había 543 estaciones de servicio, además de un complejo petroquímico en Camargo, también propiedad de Pemex, con una capacidad nominal de producción de 333 mil toneladas anuales de fertilizantes.

Robo, en aumento
El Diario ha publicado que el robo de combustible en Chihuahua ha registrado un aumento en los últimos años. De enero a octubre de 2018, el sistema de vigilancia de Pemex detectó 112 tomas clandestinas en Chihuahua, un aumento de 31 por ciento respecto de lo registrado en 2017, que acumuló 85 casos en todo el año, de acuerdo con el más reciente Reporte de Tomas Clandestinas publicado por la empresa.
En septiembre de 2018 en la colonia Valle Dorado de Juárez, Pemex atendió una fuga de combustible causada por una toma clandestina del poliducto Chihuahua-Juárez.
La tarde del pasado jueves, un hombre fue detenido por la Fiscalía General del Estado en un operativo implementado para detectar el robo de combustible.
De acuerdo con la información disponible, el arrestado, identificado como Miguel M., afirmó haber pagado a superiores de la Comisión Estatal de Seguridad y de la Agencia Estatal de Investigación por protegerlo para la comisión del delito.
La FGE y la CES fueron consultadas sobre el tema, pero al cierre de la edición no hubo respuesta.
Según datos oficiales, el robo de combustible en Chihuahua se diversificó en los últimos años, pues además de las perforaciones a los ductos, personal de Pemex participaba en la alteración de las mediciones en la carga de gasolinas.
Hacia agosto de 2017, la Secretaría de la Función Pública de la Federación informó a través de un comunicado de la suspensión de 25 trabajadores de la TAD de Chihuahua por su participación en el robo de combustibles a través de la alteración de los sistemas de llenado de las pipas de distribución de los hidrocarburos.
De acuerdo con datos de la Procuraduría General de la República, en los últimos cinco años se integraron 177 carpetas de investigación por tomas clandestinas de combustibles en la entidad, aunque únicamente 55 personas habían sido acusadas por ese delito ante el Ministerio Público, reporta el archivo periodístico.
El pasado 27 de diciembre el Gobierno federal anunció la implementación de un plan para frenar el robo de combustible en todo el país. En la estimación de la Administración, las tomas clandestinas significaban una pérdida diaria de 58 mil 200 barriles de combustible, un impacto a las finanzas públicas de 66 mil 300 millones de pesos. (Itzel Ramírez / El Diario)

[email protected]