Nacional

Yo espero no robar, dice obispo emérito y candidato a diputado

Desea candidatura plurinominal a diputado local en Edomex

Alejandro León / Agencia Reforma

martes, 06 abril 2021 | 06:00

Ciudad de México— Con la mano derecha alzada, con los dedos meñique y anular contraídos, como si fuera a dar la bendición, Onésimo Cepeda posó para los flashes. 

Esta vez no se trataba de una eucaristía, como las que acostumbraba a oficiar en la Catedral de Ecatepec, sino una conferencia de prensa para presentar su aspiración a conseguir una candidatura plurinominal a diputado local en el Estado de México. 

“Ya estoy harto de tanto pendejo que gobierna y que se sienta en las curules y por todos lados. Yo creo que México merece algo mejor. Yo no sé si alguna vez alguno dirá este es otro pendejo, pero yo espero que no lo diga”, expresó. 

El obispo emérito de Ecatepec pidió a especialistas en Derecho Canónico y Civil analizar si puede registrarse en esa candidatura con el partido político Fuerza por México, pues hasta hace 10 años fue ministro de culto y es miembro de la Conferencia Episcopal Mexicana.

Reveló que habló de sus aspiraciones con el papa Francisco y con el nuncio apostólico, Franco Coppola.

De lograr el registro, advirtió que no hará campaña política, motivo por el que se dirigió a Gerardo Islas, presidente de Fuerza por México, para decirle que “se la pela” porque no pedirá el voto de los mexiquenses.

Aún no contiende por el cargo de elección popular, pero Onésimo lanzó promesas. 

“No deben de robar mucho, desgraciadamente, todos (los políticos) son ratas y todos roban algo; yo espero no robar nada”, estimó.

Ayer contestó desparpajado a las preguntas que le hicieron en la conferencia, como la cercanía que tenía con políticos priistas como el expresidente de la república, Enrique Peña Nieto.

De las últimas conversaciones que tuvo con Peña Nieto, fue para hablar de los golpes que han registrado en el golf.

“Con Peña se acabó mi relación priista (...) fuimos amigos, sí. ¿Lo ayudé a llegar?, sí. ¿No me volvió a ver?, sí, o sea, que no tuvo palabra, sí”, señaló.

En enero de 2019, el Gobierno de Ecatepec, del morenista Fernando Vilchis, le quitó a Onésimo Cepeda dos policías que fungían como sus escoltas.

“Vilchis es un sinvergüenza que ni siquiera tiene palabra, que se robó todo lo que pudo y ahora quiere más”, acusó Onésimo. 

Pese a la expectativa que creó la reaparición del obispo emérito, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), que agrupa a los obispos del país, reprobó la postulación de Cepeda como candidato.