Nacional

Virus repuntó la pobreza laboral

La proporción de la población a la que su ingreso no le alcanzaba para adquirir la canasta básica cerró 2020 en un 40.7%

Tomada de internet

Martha Martínez
Agencia Reforma

miércoles, 17 febrero 2021 | 06:00

Ciudad de México— La pobreza laboral aumentó 3.4 puntos porcentuales durante 2020, de acuerdo con estimaciones del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

En su reporte sobre el Índice de la Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP), presentado ayer, indicó que el impacto generalizado de la emergencia sanitaria por Covid-19 y las medidas adoptadas para mitigar la contingencia, como la suspensión de actividades, ocasionaron una contracción en la economía, lo que tuvo un impacto en el ingreso laboral.

Detalló que la proporción de la población a la que su ingreso laboral no le alcanzaba para adquirir la canasta alimentaria básica pasó de 37.3 por ciento en el último trimestre de 2019 a 40.7 en el cuarto trimestre de 2020.

Lo anterior, explicó, como resultado de una disminución real del 2.5 por ciento en el ingreso laboral durante el mismo período y el incremento del costo de la canasta básica.

De acuerdo con el Coneval, el ingreso laboral real per cápita disminuyó de mil 819.55 pesos en el cuarto trimestre de 2019 a mil 773.43 pesos en el cuatro trimestre de 2020.

En el mismo período su costo de la canasta alimentaria aumentó en 6.1 por ciento en zonas urbanas y en 7.6 por ciento en zonas rurales, cifras superiores a la inflación anual, que fue de 3.5 por ciento.

El Coneval destacó que este incremento se debe, principalmente, a las variaciones en los precios de las frutas y verduras. 

Los datos muestran que el incremento en el costo de la canasta básica ha afectado en mayor proporción a las zonas rurales, pues tan sólo entre el tercer y cuatro trimestre de 2020, el valor de ésta aumentó 1.1 por ciento, mientras que en zonas urbanas 0.9 por ciento.

La pobreza laboral, advirtió el Coneval, aumentó en 24 de las 32 entidades del país, destacando los casos de Quintana Roo, con un incremento de 14.7 por ciento; Ciudad de México y Tabasco, con 10.4, y Baja California Sur, con 9.1 por ciento.

En tanto, indicó, el número de personas ocupadas disminuyó en 2.4 millones, lo que afectó en mayor medida al sector informal con una reducción del 5.3 por ciento, mientras que en el sector formal fue de 2.8.

Dicha reducción, afirmó, afectó a trabajadores de todas las clasificaciones, siendo los subordinados los que presentaron las mayores afectaciones.