Nacional

'Versión de detenido en EU ayudará a ubicar normalistas'

Expediente es parte de una investigación que tiene muchos componentes para resolver el caso, informó López Obrador

Archivo / Agencia Reforma

Benito Jiménez / Claudia Guerrero
Agencia Reforma

viernes, 28 mayo 2021 | 12:13

Ciudad de México— El expediente elaborado por Estados Unidos sobre el caso Ayotzinapa fue integrado con la versión de un testigo detenido y que será clave para conocer el paradero de los normalistas, reveló el presidente Andrés Manuel López Obrador.

"Es un expediente de una persona detenida en Estados Unidos, vinculada a estos hechos, no estoy juzgando, no sabemos si es responsable o no, es un testigo, y el expediente ya lo tiene Encinas, Alejandro Encinas, subsecretario de Gobernación, y va a estar también a disposición de la Fiscalía (General de la República).

"Se integró con este propósito de saber dónde están los jóvenes de Ayotzinapa, también el grupo de asesores que esté, nos están ayudando para conocer la verdad sobre estos lamentables hechos", dijo López Obrador en la conferencia mañanera.

Añadió que ese expediente es parte de toda una investigación y que tiene muchos componentes para resolver el caso.

"Se está haciendo muy profesional y lo más importante es que se está actuando con rectitud, sin ocultar nada, sin que prevalezca la impunidad o el afán de proteger a personas. Se va a llegar a conocer lo que sucedió y vamos a informar cuando se tenga ya más avanzada la investigación", expuso.

En abril de 2018, Reforma reveló que pistas clave sobre la desaparición de los normalistas fueron detectadas en Estados Unidos.

De acuerdo con algunas conversaciones telefónicas, la noche del 26 de septiembre de 2014, en Iguala, habrían sido desaparecidas entre 50 y 60 personas y no 43; hubo seis muertos más y policías de ese municipio, Cocula y Huitzuco, participaron en auxilio de sicarios de Guerreros Unidos (GU).

Jefes de esa organización criminal dieron órdenes desde Chicago de involucrar a policías en la detención de estudiantes y de pedir apoyo del Gobierno de Guerrero ante la magnitud del conflicto desatado.

Los diálogos, sostenidos por jefes de GU con sicarios en Iguala, se realizaron a través de dispositivos Blackberry y fueron interceptados por agencias estadounidenses con autorización de un juez.

Los mensajes forman parte de un expediente judicial con el que se procesa a ocho operadores de Guerreros Unidos en Chicago.

Los ocho están detenidos en una cárcel de Illinois por tráfico de droga y no han sido interrogados por los hechos de Guerrero.

Conforme esas versiones, junto con la agresión de GU a los estudiantes de Ayotzinapa movilizados en Iguala, ocurrió un enfrentamiento armado con un grupo de Los Rojos en el que hubo por lo menos seis muertos.

Los integrantes de GU creían que un grupo de Los Rojos, enviados por Santiago Mazari, alias "El Carrete", pretendía tomar la plaza de Iguala y supusieron que la movilización estudiantil era parte de la operación rival.

Las comunicaciones están en poder de la PGR y una parte de ellas fueron compartidas en distintas reuniones con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y familiares de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos hace cuatro años.

Reforma accedió a algunas transcripciones aportadas por el Gobierno de EU a las autoridades mexicanas.