Ven cambios a reforma laboral en 5 años

El magistrado Héctor Arturo Mercado planteó que no hay recursos, personal ni capacidad suficiente

Reforma
miércoles, 06 marzo 2019 | 21:31
Reforma

Ciudad de México— El magistrado en materia de Trabajo, Héctor Arturo Mercado, sugirió a los diputados que la transición de la reforma laboral se plantee en 5 años, porque no hay recursos, personal ni capacidad suficiente para que antes de ese tiempo pueda pasar la labor de las juntas de conciliación y arbitraje a los tribunales del Poder Judicial.
"Para mí es un mínimo de cinco años, me estoy yendo si somos casi eficientes, no menos, porque no hay gente, no hay infraestructura, falta todo, estamos en ceros, tenemos que capacitar a los abogados a los que litigan, no solo al juez que tendrá que basarse en la oralidad.
"Estamos hablando capacitación de todos, de la capacitación para litigantes, jueces, el personal, para todos, y eso cuesta dinero y tiempo, y eso no implica no menos de 5 años, en la medida que aceleremos la apertura de los tribunales, es más el riesgo de fracaso", mencionó en las audiencias en Cámara de Diputados de la Reforma Laboral.
Al concluir este miércoles las consultas públicas, el magistrado explicó que con la reforma laboral México está en el umbral de un nuevo activismo laboral, así como ante una transformación en la forma de juzgar y ello requiere que haya una intensa capacitación.
"Si tenemos 80 mil ingresos al año, en sistema oral no podrá haber más de dos audiencias diarias, y si tenemos 67 juntas federales, se necesitan 2 mil jueces ¿de dónde los vamos a sacar?", cuestionó el magistrado del Decimosexto Tribunal Colegiado en materia de Trabajo del Primer Circuito.
Señaló que la transición del sistema penal acusatorio tardó 8 años y aún se ven sus deficiencias.
También pidió a los diputados eliminar controles que se prevén en el Centro de Conciliación y Registro Laboral, porque no se puede decidir sobre la democracia en un sindicato y se puede caer en la inconstitucionalidad.
En tanto, Silvia Selena Sánchez Rodríguez, auxiliar en la Junta Especial de Conciliación y Arbitraje de la Ciudad de México, de la Junta Federal, estimó que por lo menos tendrían que ser cuatro años de transición entre la creación de los tribunales laborales y la desaparición de las juntas.
Alertó que el proceso puede costar más de 2 mil 233 millones de pesos, solo considerando los sueldos del personal operativo y jurídico.
"Puede ser más caro de lo que está previsto por el organismo de conciliación más los nuevos juzgados.
"Estamos en un momento importante, la Junta de Conciliación no está muerta, habrá una transición en todo el sexenio.
Planteó que el personal de las juntas de conciliación pueda participar en convocatorias para formar parte de los tribunales laborales, con lo que no se desperdiciará su experiencia y capacitación, y será más tersa la transición.
Remarcó que la reforma laboral se está considerando, fundamentalmente, para una minoría sindicalizada, porque la mayoría de los trabajadores del País no tienen prestaciones ni contratos.
Dijo que la precariedad del empleo es lo que ha hecho que se disparen las demandas a 539 mil juicios hasta diciembre del 2018.
El presidente de la Comisión del Trabajo y Previsión Social, Manuel de Jesús Baldenegro, reconoció que la negociación de la reforma laboral es difícil.
"Estamos parados en el hormiguero y hay que tomar decisiones", aseveró.
Señaló que se respetarán los derechos laborales del personal de las juntas de conciliación y que las Juntas de Conciliación no son eficientes, ya que México está en el último lugar de los países que están modernizando su legislación laboral.
"Las Juntas dejaron de ser eficientes, hay que tomar decisiones, vamos a batallar. Tenemos que dejar canal, tal vez nos mojemos el pantalón en el brinco", expresó, aún sin definir cuándo se presentará el dictamen de la reforma laboral.