Nacional

Van tras empresarios por transa en vivienda

Los hermanos Teófilo y Rafael Zaga Tawil son acusados por delincuencia organizada y lavado de 5 mil 88 millones de pesos, informó la FGR

Agencia Reforma / Oficinas de Infonavit

Abel Barajas / Agencia Reforma

jueves, 14 enero 2021 | 06:00

Ciudad de México– La Fiscalía General de la República (FGR) busca aprehender a los hermanos Teófilo y Rafael Zaga Tawil, por delincuencia organizada y lavado de 5 mil 88 millones de pesos, derivado de la indemnización del Infonavit a su empresa Telra Realty, por la terminación anticipada del contrato del programa de Movilidad Hipotecaria.

Daniel Ramírez Peña, juez de control del Centro de Justicia Penal Federal de Almoloya de Juárez, ordenó sus capturas y la de Elías Zaga Hanono, hijo de Rafael Zaga, este último por delincuencia organizada con la finalidad de operar recursos de procedencia ilícita. Los tres se encuentran actualmente prófugos de la justicia.

Ya fueron capturados y vinculados a proceso Omar Cedillo Villavicencio y Alejandro Gabriel Cerda Erdmann, exsecretario General y Jurídico y excoordinador general Jurídico del Infonavit.Apenas el sábado, autoridades federales realizaron un operativo de vigilancia en un condominio de Acapulco, Guerrero, en busca de los Zaga, tras seguir la pista de un vehículo, pero no tuvieron éxito.

La orden de aprehensión está relacionada con el convenio suscrito el 9 de junio de 2014 entre el Infonavit y Telra Realty, propiedad de los Zaga, para desarrollar el programa de Movilidad Hipotecaria, que incluía proyectos de mejora de viviendas y comercialización de las mismas a través de fideicomisos.

El 31 de mayo de 2017, el Consejo de Administración del Infonavit, ya con David Penchyna al frente del Instituto, dio por terminados los contratos y convenios con Telra, al estimar que jurídica y financieramente era inviable su ejecución en la forma y términos pactados. La terminación anticipada del contrato derivó en un convenio de transacción suscrito el 22 de agosto del mismo año por Cedillo y Cerda, que obligó al Infonavit a pagar 5 mil 88 millones de pesos a Telra, como indemnización por daños y perjuicios.

La FGR sostiene que el origen del dinero pagado a Telra es ilícito porque dicha empresa, contratada sin licitación, no contaba con el capital, experiencia profesional ni infraestructura; y “sorpresivamente” los funcionarios del Infonavit simularon un proceso de mediación.