Nacional

Urgen un viraje; AMLO dice 'no'

Especialistas en medicina, científicos y académicos llamaron a decretar el uso obligatorio de tapabocas en dependencias federales y estatales

Especial

Agencia Reforma

martes, 09 febrero 2021 | 10:30

Ciudad de México— Especialistas en medicina, científicos y académicos llamaron ayer a decretar el uso obligatorio de tapabocas en dependencias federales y estatales para enfrentar la pandemia de Covid-19, pero el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que su Gobierno no tomaría este tipo de medidas.

De vuelta en su conferencia mañanera luego de dos semanas de ausencia por haber enfermado de Covid, el presidente dijo que no va a usar tapabocas ni tampoco va a decretar su uso obligatorio en el país.

"En México no hay autoritarismo. Está prohibido prohibir, todo es voluntario, lo más importante es la libertad y cada quien debe de asumir su responsabilidad. En México no ha habido, con la pandemia, toque de queda como en otras partes ni se ha obligado a nada. Es una decisión de cada persona", aseveró.

"¿Qué es lo que se ha venido recomendando? Cuidar la sana distancia, el no hacer actos masivos, el cuidarnos incluso hasta de reuniones familiares, cuando participan muchas personas, eso básicamente".

-¿Usted va a usar el cubrebocas?, se le inquirió.

"No, no, ahora ya, además, de acuerdo a lo que plantean los médicos, ya no contagio", respondió.

En una carta, más de 400 especialistas en distintas disciplinas plantearon al Presidente siete puntos para enfrentar al Covid-19, entre ellos decretar el uso obligatorio de cubrebocas en dependencias federales y estatales.

En la misiva firmada entre otros por Alma Maldonado, investigadora del Cinvestav, el inmunólogo Rafael Bojalil y Antonio Lazcano Araujo, integrante del Colegio Nacional, también se solicita cancelar megaproyectos como Dos Bocas, el Tren Maya, la reconfiguración del parque de Chapultepec y el aeropuerto de Santa Lucía y destinar esos recursos a la compra de vacunas y a la investigación en salud.

También desarrollar un plan de cuarentena y pedir pruebas de Covid negativas a viajeros provenientes de países con altos números de contagio.

Pero López Obrador dejó ayer claro que la estrategia no va a cambiar y acusó que el tema se ha politizado.

Al ser cuestionado sobre el tema, el Jefe del Ejecutivo consideró que las críticas provienen de sus adversarios, molestos por perder los privilegios de sexenios pasados.

"No deja de politizarse el caso del Covid y no sólo el caso del Covid, todo, porque nos agarró esta pandemia en el proceso de transformación del País, se está llevando a cabo una transformación. Entonces esto, como es natural, provoca resistencias.

"Sí nos afecta mucho, desde luego, la pandemia de Covid-19, pero lo que más nos ha afectado y nos seguiría afectando, si se detiene la transformación, es la peste de la corrupción. Desde luego, es entendible que a los que vivían con privilegios en el antiguo régimen no les guste el que se lleve a cabo una transformación", respondió.