Nacional

Urgen expertos reforma en materia de pensiones

Ante los cambios del presidente al programa de adultos mayores, especialistas urgieron una reforma en materia de pensiones para evitar afectaciones

Martha Martínez
Agencia Reforma

lunes, 26 julio 2021 | 15:47

Ciudad de México.- Especialistas advirtieron que las modificaciones anunciadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador al programa de pensiones para adultos mayores generará afectaciones a las finanzas públicas y a la movilidad social de las personas.

Durante la reunión del Grupo de Trabajo para la Transición Hacendaria -creada por la Cámara de Diputados para analizar la pertinencia de una reforma fiscal en la próxima Legislatura-, aseguraron que si bien se han realizado modificaciones legales correctas en materia de pensiones, reducir la edad para ser beneficiario del programa de 68 a 65 años y aumentar el monto de los apoyos paulatinamente hasta llegar a 6 mil pesos en 2024, generará presiones a las finanzas públicas, porque se convertirán en un gasto recurrente para el cual no hay recursos recurrentes.

Héctor Villareal, director del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), indicó que las pensiones no contributivas tienen un fundamento social de mucho mérito. No obstante, insistió en que las modificaciones anunciadas por López Obrador en marzo pasado, complicarán el ya de por sí difícil panorama financiero del país.

Recordó que de acuerdo con proyecciones del Centro que dirige, para 2024 el gasto federal en pensiones, incluyendo las no contributivas, ascendería a 6.5 por ciento del PIB, lo que podría dañar el sistema fiscal completo, toda vez que a ello hay que sumar el servicio de la deuda.

Villarreal afirmó que si bien hay muchas cuestiones fiscales urgentes, sin duda una reforma en materia de pensiones es una de las más importantes y uno de los mayores retos en el País.

Ante ello, propuso comenzar a hacer un cálculo adecuado del tamaño de los pasivos del País, poner un tope máximo a las pensiones del sector público no fondeadas, revisar la exención que actualmente existe para los pagos de hasta 25 UMAS y comenzar a hablar de un sistema nacional de pensiones, a fin de evitar la fragmentación que actualmente existe.

"Lo que estamos viendo en pensiones ya es una tragedia y si no lo arreglamos no estamos hablando de efectos de uno o dos años, fiscalmente podemos matar a una generación completa, con efectos en desarrollo, de redistribución, de bienestar para la población enorme", sostuvo.

Enrique Díaz Infante, del Centro de Estudios Espinosa Yglesias, señaló que aunque a lo largo del sexenio se han realizado algunas modificaciones en el sentido correcto, lo que se ha evitado es una reforma en materia de pensiones que, desde su punto de vista, debería de ir acompañada de una en materia hacendaria.

El especialista calificó como una mala decisión reducir a 65 años la pensión para adultos mayores, toda vez que los costos que esto implicará podría tener consecuencias graves en materia de movilidad social.

Precisó que desde el sexenio de Enrique Peña Nieto se le han quitado recursos a los rubros de salud, educación e infraestructura para el pago de pensiones, cuyo costo hoy asciende a alrededor del 5 por ciento del PIB.

Detalló que en 2017, el costo de las pensiones era de 3.4 por ciento del PIB, para 2020 ascendió a más de cuatro puntos porcentuales, para 2021 éste es de 5.1 por ciento y para 2024 se estima que alcance los 6.5 puntos porcentuales.

En contraste, agregó, el País actualmente gasta en Educación 3.1 por ciento del PIB, en Salud 2.6 por ciento y en infraestructura 2.9 por ciento, según cifras de 2019.

"Estar gastando ya ahorita 5 por ciento del PIB, siendo que estamos gastando 2.9 por ciento en infraestructura, 3.1 por ciento en educación y 2.6 por ciento en salud me parece que es un desatino con un impacto intergeneracional brutal", afirmó.

Ante ello, aseguró que las reformas en puerta más importantes son la de pensiones y la hacendaria.

Verónica González, del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), propuso que en lugar de seguir haciendo reformas y poniendo parches, se transforme lo que ya existe, a fin de tener algo que funcione.

La especialista propuso crear un organismo único encargado de ordenar y modular el sistema de pensiones en México, ya que actualmente existen esquemas federales, estatales y privados.

González consideró que actualmente México ya cuenta con todas las partes de un sistema pensionario, como es la universalidad y la pensión básica. No obstante, consideró que estos elementos están mal planteados.

"Transformemos lo que ya tenemos en algo que funcione, necesitamos tener un único organismo que pueda modular esto, sea a través de un instituto, federación, como quieran llamarle, pero que puede armar a integridad del sistema de pensiones para México, porque todos los mexicanos debemos ser iguales con respecto a nuestro retiro", insistió.

close
search