Urgen definir desmilitarización de Guardia Nacional

"¿Ya de civil, qué le queda? si la formación es militar, el mando militar y la mayor parte del personal es militar"

Reforma
sábado, 06 abril 2019 | 21:32
Reforma

Encabeza Mireles mitin en TamaulipasEspecialistas en seguridad disintieron sobre el que la Guardia Nacional esté comandada por un jefe militar y urgieron al Gobierno a fijar un plazo para que la batuta sea transferida a un mando civil, al advertir riesgos para la población con un esquema castrense.

 Algunos expertos consideraron que el que el Estado haya optado por esta medida justificando los niveles de inseguridad es comprensible, y otros refirieron que es violatoria, y contradice lo pregonado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador en campaña.

 Francisco Rivas Rodríguez, director general del Observatorio Nacional Ciudadano de Seguridad, Justicia y Legalidad refirió que la decisión del Mandatario mexicano es negativa y viola el artículo 21 constitucional en donde, recordó, se establece que se formará una institución civil.

 "¿Ya de civil, qué le queda? si la formación es militar, el mando militar y la mayor parte del personal es militar", señaló.

 Consideró que al implementar este modelo castrense en la Guardia Militar existen diversos retos y peligros que enfrentará México, pues en naciones democráticas no se ha trabajado bajo este esquema.

 "En ninguna parte del mundo ha habido una canibalización de las fuerzas civiles a favor de las fuerzas militares (...) incluso Colombia tiene un híbrido, incluso Chile, pero en todos los casos está la parte civil sólida y fuerte", expuso.

 "Hay un desprecio del Presidente por la ley. En campaña prometió una institución civil (...) son muy malas noticias alrededor de lo que estamos viendo ¿por qué el Presidente criticaba a Calderón y a Peña en los procesos de militarización que ellos llevaron a cabo y ahora lo hace?, ¿no sabían que la situación de seguridad estaba de ese nivel?, ¿por qué prometieron otra cosa?", agregó.

 Y corrigió a la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, subrayando que la militarización de la Guardia Nacional es una burla.

 "Claro que que es una burla porque si tú sabías que las condiciones no estaban dadas, tenías que tener la cara para decirlo en la campaña, y para decirlo cuando entraste al Gobierno (...) ya lo de abrazos no balazos ya quedó atrás, ahora es el Presidente de los balazos y la militarización", indicó.

 "El Presidente se está equivocando, está incumpliendo, está mintiendo, está generando un antecedente difícil de corregir para el futuro de nuestro País. Sí, la solución es crítica. No van a resolver el problema de esta manera y lo peor es que sí va a haber una serie de daños colaterales", añadió.

 Señaló que bajo el esquema castrense existen riesgos como la opacidad en la información, y que se violen derechos humanos de los ciudadanos, y que estos sufran por el uso de la fuerza para la que militares están capacitados.

 En tanto, Gerardo Rodríguez, especialista en seguridad nacional, refirió que la decisión del Gobierno era lógica ante los niveles de delincuencia, pero indicó que el modelo militar debe de virar hacia lo civil.

 "Prácticamente en todas las Gendarmerías, las Guardias Nacionales, Guardias Civiles, el origen es militar de la doctrina y de la formación. Diferentes cuerpos de seguridad de otras naciones, todos han surgido con las fuerzas militares porque son los que te pueden dar rápidamente doctrina militar, crecimiento de cuerpo, para crear estas instituciones, después se evoluciona al mando civil", dijo.

 "Ahorita no hay instituciones civiles suficientes para garantizar la seguridad. Todos los casos han fracasado. La Policía Federal Preventiva no se pudo consolidar, se invirtieron muchos recursos; la Gendarmería Nacional otro caso que no se cumplió con la meta esperada. No es cualquier reto el que se está planteando", agregó.

 Jorge Septién, consultor internacional de seguridad y terrorismo, apuntó que actualmente no existen las condiciones para que un civil dirija la Guardia Nacional, pero también coincidió que se debe fijar un proceso de transición hacia la desmilitarización.

 "Yo la verdad es que me siento un poquito confundido en cuanto a que es un híbrido que estamos empezando a ver en nuestro País, cosa que en otros países pues no ha sucedido tanto así porque la Policía tiene estructuras más claras y con menos niveles de ineficiencia y de corrupción", expuso.

 "Pero definitivamente tiene que virar hacia lo civil, la Policía tiene que estar con un enfoque y un alcance de actuación muy diferente a lo que viene siendo un Ejército, un Ejército, normalmente en cualquier parte del mundo se ha destinado a salvaguardar la seguridad de la patria en materia de su territorio, de amenazas naturales y enemigos extranjeros, pero en México hemos tenido que echar mano del último bastión como Ejército y la Marina ante la falta de capacidad que ha demostrado la Policía durante décadas", añadió.