Nacional

Urge ONU inversión en calidad del aire

Se busca que los gobiernos estatales sean conscientes de los impactos negativos que tiene la contaminación atmosférica

Reforma

domingo, 09 junio 2019 | 15:52

Ciudad de México.- Ante los problemas de contaminación atmosférica que enfrenta México, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (ONU Medio Ambiente) busca alentar a diez Gobiernos estatales para que se sumen a la campaña "Sin Contaminación del Aire" e inviertan en Sistemas de Monitoreo de Calidad del Aire (SMCA) y en transporte público ecológico.

En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, que se conmemoró el 5 de junio, Dolores Barrientos Alemán, directora general de ONU Medio Ambiente, anunció que los Gobiernos de Sinaloa, Guanajuato, Durango, Chihuahua, Nayarit, Nuevo León, Jalisco, Querétaro, Chiapas y Yucatán adoptarán esta campaña.

Lo anterior, con el objetivo de que los Gobiernos estatales sean conscientes de los impactos negativos que tiene la contaminación atmosférica en la salud de la población y de la importancia en invertir en SMCA y en transporte menos contaminante.

"Nosotros esperamos diez adhesiones de Gobiernos con el objetivo de elevar el tema de contaminación del aire en la discusión pública y llamar a reforzarlo con datos, mediciones, recursos humanos, e impulsar las decisiones de política pública a nivel de cuenca que incluye a varios estados en una misma región", explicó.

La importancia de elevar la atención sobre este reto ambiental y de salud radica en que existen ciudades en el país donde es evidente el problema de contaminación atmosférica pero como no se mide, no se alerta la población.

De acuerdo a estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) 9 de cada 10 personas respiran aire contaminado todos los días. Las partículas contaminantes en el aire pueden penetrar los sistemas respiratorios y circulatorios, matando a siete millones de personas en forma prematura cada año por enfermedades como el cáncer, los accidentes cerebrovasculares, las enfermedades cardíacas y pulmonares.

"Todo ese costo de las afectaciones de salud que provoca la contaminación del aire, tienen un costo muy alto para las familias y para los Gobiernos. Tenemos que hacer algo hoy porque es un tema generacional y muchos jóvenes nos están exigiendo poder respirar aire limpio", añadió Dolores.

Por su parte, María Amparo Martínez Arroyo, directora general del INECC, enfatizó que México registra una tendencia creciente de pequeñas ciudades donde las personas respiran aire muy contaminado pero la mayoría de la población lo desconoce debido a la falta de SMCA.

"Hay pequeñas ciudades que tienen problemas de calidad del aire por distintos motivos y en la mayoría de las ciudades predomina el incumplimiento de las normas de calidad del aire sobre todo para ozono y para partículas, tanto PM2.5 y PM10", planteó.

Por ejemplo, en 2017, el Municipio de Atitalaquia, Hidalgo, se ubicó entre las ciudades que con mayor frecuencia presentaron días con concentraciones de partículas PM2.5 y PM10 superiores al límite normado de 24 horas.

Mientras que el Municipio de Abasolo, Guanajuato, alcanzó las concentraciones más altas de partículas PM2.5 como promedio de 24 horas.

En esos municipios fue posible vigilar el comportamiento de los contaminantes atmosféricos, pero en la mayoría de las ciudades del País no es posible analizar las concentraciones de contaminación en el aire debido a la falta de SMCA, explicó.

"Todo gobernante responsable con la salud de la población y de los ecosistemas tiene que hacer uso de un sistema de monitoreo que le permita informar y prevenir a la población sobre los niveles de contaminación que pueden dispararse. Si no monitoreamos, no podemos advertir a la población", subrayó Amparo.

Carlos Álvarez Flores, presidente de México, Comunicación y Ambiente A.C, reprochó que los Gobiernos estatales de Monterrey, Toluca y Guanajuato, lejos de endurecer las políticas de calidad del aire, han sido omisos o han aligerado las medidas para evitar que altos volúmenes de emisiones en la industria, el transporte y la agricultura.

"Hay una gran irresponsabilidad de todos los Gobiernos locales. Estamos ante ciudades que son importantísimas para el desarrollo industrial y es de llamar la atención que en Guanajuato tengan problemas de calidad del aire no de hoy, sino desde hace 30 años, y que el Gobierno estatal no quiera tomar medidas. Solamente, en Guanajuato, hay 2 mil 500 ladrilleras y todas ellas emiten material particulado de todo lo que queman", apuntó Carlos.