Urge Derechos Humanos a INM censo adecuado de migrantes

Extranjeros de diferentes caravanas han arribado a Chiapas en los últimos días

Reforma
domingo, 21 abril 2019 | 12:29
Reforma

Ciudad de México— La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) evidenció que el Instituto Nacional de Migración (INM) no cuenta con un censo adecuado de los grupos de migrantes en situación de vulnerabilidad que están en las estancias habilitadas para su atención en Chiapas.

En un pronunciamiento, el organismo exhortó al INM a realizar un registro adecuado de los migrantes, en particular de los menores de edad, para otorgar la atención que requieren de acuerdo a su situación de vulnerabilidad.

Un conteo preliminar elaborado por la CNDH arrojó que en Chiapas hay al menos mil 676 niños, niñas y adolescentes, entre ellos tres no acompañados de origen hondureño y 87 mujeres embarazadas.

"Exhorta al INM a llevar a cabo un registro adecuado de personas migrantes menores de edad en recintos migratorios ante el riesgo que enfrentan de vulneración a sus derechos fundamentales", urgió.

"El no contar con un censo de grupos en situación de vulnerabilidad impide tomar en cuenta sus necesidades para la entrega de sus satisfactores básicos".

El organismo precisó que su personal tuvo conocimiento que en la Estación Migratoria Siglo 21 de Tapachula, Chiapas, no fue posible determinar el número de niñas, niños y adolescentes alojados en la misma.

La Comisión advirtió que esa Estación también tiene sobrepoblación, pues aloja a mil 709 personas y tiene capacidad de alojamiento para 960, por lo que dará seguimiento a las medidas cautelares ya emitidas por hacinamiento para evitar que esa situación se prolongue.

La Estación Siglo 21 del INM alberga a tres menores de edad no acompañados de nacionalidad hondureña, incluidas dos niñas que refirieron ser hermanas, de 7 y 14 años, y un adolescente de 17 años, además de una embarazada y un hondureño con distintas lesiones cuyo origen ya se investiga.

En el caso de los menores, el organismo autónomo solicitó a las autoridades migratorias notificar al DIF y a la Procuraduría de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, para proteger su interés superior.

Del Recinto Ferial habilitado como albergue en la misma ciudad fronteriza, se cuenta únicamente con la cifra total de niñez, sin que se pueda precisar cuántos de éstos son niñas, niños y adolescentes.
El personal encargado del Recinto reportó a la CNDH que hay alrededor de mil 492 personas, debido a que recibió a 622 migrantes procedentes de la Estación Siglo 21 y a 870 extracontinentales.
"En este albergue tampoco se cuenta con un registro de mujeres embarazadas, no obstante, personal de esta CNDH detectó la presencia de 29 a quienes da seguimiento de la atención que se brinda a su estado de salud", abundó.
"Esta Comisión Nacional también da seguimiento al caso de una mujer de 26 años, de nacionalidad camerunesa, quien presentó un embarazo de 26.2 semanas de gestación y diagnóstico de óbito (muerte fetal dentro del útero), quien continúa internada y en observación en el Hospital General de Tapachula".
En el Puente Fronterizo Internacional Rodolfo Robles, se comprobó la presencia de casi mil 100 migrantes de diversas nacionalidades, de las cuales alrededor de 331 son niñas, niños y adolescentes acompañados.
"Sin descartar que entre ellos pudiera haber algunos no acompañados; asimismo, se detectaron tres mujeres embarazadas, sin que refirieran algún requerimiento médico", agregó la CNDH.
El reporte de la CNDH añade que en la caravana localizada en Escuintla, Chiapas, integrada por unas 3 mil personas, hay casi 800 menores acompañados, sin que se descarte que entre ellos hay no acompañados, y aproximadamente 50 embarazadas.
"La CNDH, por conducto de sus visitadores adjuntos y personal médico, mantendrá el monitoreo y atención a las personas migrantes, en especial de aquéllas en situación de vulnerabilidad como niñas, niños y adolescentes", insistió.
"Así como mujeres embarazas que están en las distintas estaciones migratorias, y en los flujos migratorios que transitan por el sureste del Estado de Chiapas, para garantizar el respeto a sus derechos humanos".