Nacional

Tras vacaciones... ahí viene la ola

Luego de vacaciones de Semana Santa, CDMX comenzó a realizar pruebas Covid a personas que no presentan síntomas para prevenir tercera ola

Agencia Reforma

Jorge Ricardo / Agencia Reforma

domingo, 11 abril 2021 | 09:48

Ciudad de México— Traían ese aire liviano que viene de la playa, en bermudas y chancletas. Incluso una bolsa de Acapulco. Así una pareja sin síntomas descubrió que eran positivos de Covid-19. "Regresamos de vacaciones y venimos sólo por precaución, pero ya nos dijeron", dijo él. Su esposa metió en su bolsa dos kits médicos que les dieron en la carpa, dos cajitas verdes y dos paquetes de infusiones de plantas de artemisa. Estaban en la Delegación Cuauhtémoc y le cambió el humor, ya no quisieron decir nada más. "¿Para qué?".

Las pruebas gratuitas se hacen estos días sin requerir ningún síntoma, tan sólo la CURP, pues se quiere prevenir una tercera ola del Covid-19 tras las vacaciones de Semana Santa.

"La verdad es que después de un año de estar encerrados, ya queríamos ver aunque sea la pared de otra casa", dijo Iván Farías, 45 años, camiseta, tenis, pantalón holgado y bronceado tras visitar Veracruz. Salió negativo, aunque estaba seguro, igual que todos en estos días: la tercera ola de Covid apenas viene.

"La próxima semana", calculó una trabajadora del Gobierno ayer al mediodía. "Desde el jueves tenemos un diez por ciento más de casos positivos, pero todavía son muy pocos, hoy tuvimos siete, ocho casos, cuando fue la segunda ola, de 300 pruebas diarias que hacíamos, 70, 80, salían positivos". La fila era de poca gente, menos de diez personas, todo el tiempo, pero era sábado.

No hay precisión de cuándo terminó la primera, pero habrá iniciado el 27 de febrero de 2020 con un hombre hospitalizado por una infección respiratoria. La primera muerte fue confirmada el 18 de marzo. Hasta entonces había sólo 118 casos confirmados.

"Yo creo que la tercera va a estar mucho peor que la segunda", dijo Berenice, de 42 años, con chancletas y huipil bordado, que regresó de Veracruz sin ningún síntoma. Sonaba alarmada, pero salió negativa.

La segunda ola inició tras las vacaciones de fin de año. En Navidad se reportaron 664 muertes de un día para otro. En nueve meses se habían registrado 121 mil 837 fallecimientos y 1 millón 372 mil 243 contagios. Un mes y medio después, el 12 de febrero, 50 mil 720 muertes y 606 mil 711 casos se habían agregado. En las 24 horas previas, se reportaban mil 323 muertes y 10 mil 388 nuevos, pero ese no era el pico. El 21 de enero, por ejemplo, Secretaría de Salud reportó mil 803 muertes en un día.

Estos aumentos hoy, cuando van 209 mil 212 muertes y 2 millones 278 mil 420 casos totales en México, apenas importan. Además, hay quien sale positivo sin haberse ido jamás de vacaciones.

"Me siento débil, me duele el pecho los huesos, llevo tres días llevo así", dijo un vendedor de chicles y periódicos. Abrazaba un paquete de diarios de nota roja y no dejaba de toser. "Siento que es por el cambio de clima, pero es positivo", murmuró, con su kit verde, pequeño como un paquete de pañuelos y su artemisa, buena para la fatiga y los resfriados. "Nada más me dieron esto, que me tome eso nada más, y que ellos me hablan para ver cómo sigo", dijo, sin atreverse a tomarse el día.

Aralecy Rayón, de 32 años, traía doble cubrebocas y lentes oscuros para evitar contagiar porque también salió positiva. Dijo que su suegra cuidó en el hospital a un enfermo de cáncer y luego fue a su entierro, que después se puso mal y le diagnosticaron faringitis hace 25 días. "Yo a partir del martes ya no me sabían la cosas, así que ya estoy en mi sexto día", dijo.

Una trabajadora del ISSSTE llegó a un kiosco de pruebas en la Zona Rosa con su mamá de 75 años ya vacunada contra el Covid-19, pero con dolor de cabeza y adormecimiento del cuerpo. Su mamá era la única de la familia que a la fecha no se ha contagiado.

"A mí me dio también en enero, un día antes de partir la rosca. Le dio a mi papá. A mi mamá no le dio. Le dio a mis dos hijos, a mis dos sobrinos, a mi hermana, a mi papá y a mí", recordó la trabajadora de 55 años, con una playera a rayas y el pelo pintado de amarillo. Ella sólo tuvo un dolor de cabeza que no olvida porque a veces ahí sigue.

"Haz de cuenta que una hora te duele una parte, pero te punza bien feo y sientes que te está haciendo grande y luego te vuelve a pulsar el otro lado", explicó cuando ya salía su mamá con un papel blanco en mano, pero sin su paquete de artemisa. "Te dije, que era por la vacuna", le dijo.

Desde hace mucho no se han ido de vacaciones. "Y ahora menos". Hay que cuidarse, recomendaron: "La tercera ola apenas viene". Ayer se reportaron 2 mil 192 muertes durante las últimas 24 horas, 6 mil 356 nuevos casos.