Nacional

Tras la rifa del avión presidencial, ahora sigue una playa

Propuesta de AMLO es ante la falta de compradores del terreno de un exgobernador de Sinaloa que se adquirió por funcionarios del Gobierno de Calderón

Angel Delgado / Agencia Reforma

Isabella González / Claudia Guerrero
Agencia Reforma

martes, 22 septiembre 2020 | 12:21

Ciudad de México— Ante la falta de compradores del terreno de un exgobernador de Sinaloa que se adquirió por funcionarios del Gobierno de Felipe Calderón, el presidente Andrés Manuel López Obrador propuso rifarlo.

"Estamos pensando, porque hemos intentado venderlo, porque ya tiene los permisos para el turismo pero no quieren comprarlo.

"Si no lo vendemos, porque ni modo que le metamos más dinero. El propósito era venderlo para dedicar recursos a la presa de Santa María, que se requiere esa presa. Pero si no se puede, estamos pensando que como nos fue tan bien en la rifa del avión, rifarla para que la gente tenga su terreno. No estaría mal eso", expresó en conferencia de prensa este martes.

Ayer el presidente López Obrador exhibió, en su conferencia matutina, la supuesta "transa" al comprar el terreno por 100 millones de dólares para llevar a cabo un desarrollo turístico que hoy carece de viabilidad.

Hoy el mandatario federal volvió a referirse al tema y destacó que en aquel entonces fueron mil 212 millones de pesos los erogados para la compra de las 2 mil 381 hectáreas.

También indicó que la autorización para hacer el desarrollo la dio la Secretaría de Hacienda por 7 mil millones de pesos.

"Desde que se compró no se ha hecho nada y claro no hay quien quiera comprarlo porque se compró a un precio elevadísimo", expuso.

Dijo que nadie quiere comprar los terrenos, 5 mil 500 lotes, porque están muy lejos del aeropuerto de Mazatlán.

En octubre de 2014, Reforma reveló que, desde que en 2008 se anunció el "nuevo Cancún" en las costas de Sinaloa, el finado ex Gobernador Antonio Toledo Corro había sido el único beneficiado con las millonarias inversiones federales.

Para la construcción del Centro Integralmente Planeado Playa Espíritu, el Gobierno de Felipe Calderón le compró al ex Mandatario 2 mil 284 hectáreas, por las que este recibió más de mil 123 millones de pesos. Toledo Corro gobernó el Estado de 1981 a 1986.

Miguel Gómez Mont encabezó, como director del Fonatur, el proyecto en Escuinapa.

El plan estaba pensado, según dijo, "para una población estimada de 500 mil personas en 2025; creación de alrededor de 150 mil empleos totales y recibir más de 3 millones de turistas nacionales y extranjeros por año".