Tiene FGR rezago de 400 mil averiguaciones

Alejandro Gertz Manero, Fiscal General de la República, acudió a la reunión con senadores de Morena

Reforma
miércoles, 06 febrero 2019 | 18:16

La Fiscalía General de la República (FGR) tiene un rezago de 400 mil denuncias, por lo que busca rediseñar el trabajo para disminuir el número.
"Tengo que hacer público lo que encontré: más de 200 mil averiguaciones previas que están en archivo y que no se ha decretado el no ejercicio de la acción penal, vienen desde el año 1984", dijo el Fiscal Alejandro Gertz Manero ante senadores.
"Luego vienen lo que ahora llamamos carpetas de investigación, que finalmente para los efectos de fondo, son lo mismo, hay otras 200 mil".
Además, señaló, en una "primera vuelta" a los expedientes, detectaron 50 mil órdenes de aprehensión pendientes.
"El primer acuerdo que tomé es que se haga de inmediato una depuración de todos estos expedientes; hay una gran mayoría que están prescritos y esa prescripción es una irresponsabilidad histórica, que no podemos nosotros asumir", explicó.
La depuración, explicó, consiste en notificarle a las víctimas u ofendidos o coadyuvantes que declaren y se determine si procede o se decrete el no ejercicio de la acción penal.
Sin embargo, reconoció, es necesario un rediseño de la Fiscalía, pues existen áreas con personal excesivo y otras con muy poco, además que había un "caos" porque en lugar de tener una sola Oficialía de Partes eran varias, sin un orden.
Aunado a ello, desglosó, el 60 por ciento de los asuntos que se denuncian son robo de tarjetas de crédito o diablitos que se roban la electricidad.
Una de las primeras acciones, resumió, fue canalizar los casos de fuero común a las autoridades locales y pedir a la Comisión Federal de Electricidad y la Comisión Bancaria crear un sistema para reparar el daño.
Esto, argumentó, porque la Fiscalía se estaba convirtiendo en una agencia de cobranza.
"¿Esto qué nos va a permitir? Tener una masa crítica de trabajadores, de agentes del Ministerio Público, de peritos y de agentes de la Policía Ministerial, que realmente puedan hacer su trabajo", apuntó.
El funcionario informó que desde esta semana, los empleados que estaban "de más" en oficinas se canalizarán a las agencias del Ministerio Público para atender a los ciudadanos que presenten denuncias, y evitar que pasen horas sin que nadie los tome en cuenta.
Se calcula que en esta misión hay 20 mil trabajadores.
"Entonces, quien llega a denunciar tiene una persona que forma parte de la institución, que lo ayuda, le toma sus datos, ve quién es el agente del Ministerio Público que va a recibirlo", detalló.