Termina huelga en 14 maquiladoras

Aceptan exigencias sindicales y obreros regresan a trabajar

Reforma
domingo, 27 enero 2019 | 06:00

Matamoros, Tamaulipas— Un total de 14 de las 42 maquiladoras afectadas por la huelga que estalló el viernes en esta ciudad fronteriza aceptaron ayer las exigencias sindicales, por lo que los obreros comenzaron a regresar a sus puestos de trabajo.

Las empresas accedieron a un incremento salarial del 20 por ciento y a un bono anual de 32 mil 251 pesos –que representa un alza del mil por ciento en prestaciones– para los afiliados al Sindicato de Jornaleros, Obreros Industriales y de la Industria Maquiladora de Matamoros (SJOIIM).

Luego de dos semanas de conflicto laboral y el estallido de la huelga, las 14 maquiladoras, la mayoría del sector automotriz, cedieron a las demandas originales del gremio, pero se establecieron reglas para su aplicación.

De acuerdo con el convenio firmado entre ambas partes, las compañías pagarán a los trabajadores sindicalizados o con contrato temporal el bono en cuatro partes a lo largo del año.

Sin embargo, los empleados que abandonen su trabajo antes de la fecha de pago no tendrán derecho al bono.

Asimismo, el bono acordado no será entregado a los trabajadores que sean contratados a partir de este domingo.

Además, por primera vez, a los trabajadores no se les descontará la cuota sindical del 4 por ciento sobre el bono.

Respecto al aumento al salario, éste sólo aplicará a los trabajadores sindicalizados.

Las empresas y el SJOIIM acordaron que los trabajadores que estuvieron en paro recibirán un 60 por ciento de su salario de esos días del conflicto laboral.

El pasado 12 de enero, un grupo de obreros inició un paro de labores sin el aval del SJOIIM, para exigir que su aumento salarial fuera del 100 por ciento, ya que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador duplicó el salario mínimo en la franja fronteriza. Sin embargo, los salarios de las maquiladoras del sindicato superan el mínimo.

Los paros terminaron hace una semana, no obstante, la negociación se complicó por las exigencias del sindicato, que fueron calificadas de “irrealizables” por muchas empresas.

Pese al acuerdo, todavía quedan 28 empresas afectadas por la huelga indefinida y no se sabe cómo actuarán ante la crisis.

En los últimos días, tres empresas anunciaron el cierre de sus plantas, la mudanza de sus operaciones y el despido de más de 2 mil empleados en conjunto.

En total, hay 96 maquiladoras en Matamoros y su actividad es central en la vida económica de la ciudad, por lo que grupos empresariales advirtieron que la huelga es un golpe del que no se recuperará la ciudad en 15 años porque causará la salida de empresas, despidos masivos y desalentará la llegada de inversiones.