PUBLICIDAD

Nacional

Sugieren a Pemex cerrar 3 o 4 refinerías para ser rentable

Aún con las transferencias millonarias por parte del Gobierno, la situación financiera no mejorará si se mantiene operando de la misma forma

Diana Gante / Agencia Reforma

jueves, 31 agosto 2023 | 07:52

Crédito: Pemex

PUBLICIDAD

Ciudad de México.- Una estrategia para que Petróleos Mexicanos (Pemex) pueda ser rentable es cerrar tres o cuatro de sus refinerías más ineficientes, para evitar el costo del mantenimiento y operación de activos que le generan más pérdidas que ingresos.

Carlos López Jones, director de Consultoría en Tendencias Económicas y Financieras, explicó que aún con las transferencias millonarias por parte del Gobierno, la situación financiera de la petrolera no mejorará si se mantiene operando de la misma forma.

Para ello, debe de tomar decisiones de negocios, como lo hace cualquier empresa, y deshacerse de activos que ya no sean rentables.

"Si se quiere cortar de raíz el problema hay que devolverle la rentabilidad a Pemex y la forma de lograrlo es cerrando tres o hasta cuatro refinerías que ya son muy viejas y eso podría reducir las pérdidas de Pemex y le permitiría hacerle frente a sus compromisos de deuda de los próximos años.

"Todas las empresas, conforme sus activos se van depreciando y reduciendo su rentabilidad los cambian, para el caso de Pemex se podría pensar de inicio en Cadereyta o Minatitlán, pues están refinando apenas unos 100 mil barriles diarios, y se supone que cuando opere Dos Bocas podrá refinar hasta 300 mil de manera más eficiente y menos contaminación, entonces podrían sustituir con eso", explicó el especialista.

Asimismo, consideró que que seguir importando combustibles para cubrir la demanda nacional es una gran alternativa para el mercado, que no tiene que verse como algo negativo.

"Es muy normal traer productos servicios de otros países, lo que es malo es que nos quedáramos sin gasolinas y tengamos una escasez de producto.

"El próximo Gobierno tendrá que tomar decisiones difíciles, entiendo que cerrar una instalación es una decisión complicada, pero va siendo necesaria conforme cambian las necesidades del mercado", apuntó.

López recordó que en México ya se cerró una refinería en 1991, que fue la de Azcapotzalco, cuyo cese de operaciones estuvo relacionado con problemas de medio ambiente, pues el deterioro de la calidad de vida de la Ciudad de México estaba siendo mermada de manera importante por la contaminación ambiental.

REFORMA publicó que, en conjunto, las seis refinerías en el País operan apenas al 50 por ciento de su capacidad, por lo que se dificulta elevar la producción de petrolíferos.

En contraste, otras petroleras comparables con Pemex, como la brasileña Petrobras, han registrado niveles de operación por arriba de 90 por ciento.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search