Señalan a Trump de orquestar caravanas de migrantes

Investigador de la UNAM asegura que podría tratarse de una estrategia electoral del mandatario de EU

Araly Castañón
El Diario de Juárez
sábado, 20 julio 2019 | 06:00
|

Ciudad Juárez— Además de la ausencia de políticas sociales en Honduras, Guatemala y El Salvador después de la guerra en esos países, otra causa probable de las migraciones de Centroamérica, específicamente de las caravanas es que se hayan orquestado por el presidente Donald Trump para ganar las elecciones, expuso Raúl Benítez Manaut, investigador del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la Universidad Autónoma de México (UNAM).

Las caravanas nacieron en Honduras, donde hay vínculos de congregaciones religiosas con líderes sociales, a través de unas iglesias, agregó.

“Esas iglesias tienen mucha influencia en Honduras son las que apoyan al presidente Bush en el norte de Estados Unidos, entonces a la mejor hay mano negra, el presidente Trump estaba interesado en que llegaran flujos tremendos para las fotografías de los periódicos, para asustar a los norteamericanos y decirles que hay una invasión de extraterrestres”, afirmó. 

Benítez hizo esta exposición ayer durante el Tercer Congreso de Ciudades Fronterizas de Latinoamérica que se realizó aquí.

“Aparece el fenómeno de las caravanas que tiene su origen en Honduras, todavía hay una polémica de cómo nacen y cómo se organizan. Una explicación viene por el auge de las redes sociales, la segunda por el tema de vínculos de congregaciones religiosas”, explicó.

Mencionó que no es casualidad que las caravanas iniciaron en Honduras, y se calculaba que iban a llegar a la frontera de México con Estados Unidos a fines de octubre de 2018, y las elecciones intermedias en Estados Unidos se realizaron en la primera semana de noviembre de ese mismo año.

“Yo nada más digo como dicen; que casualidad”, expresó.

Benítez afirmó que la migración es un problema humanitario, “y hay que eliminar las premisas falsas”.

El investigador afirmó que de acuerdo con la Organización Internacional de las Migraciones, éstas se han duplicado de 1995 al 2017, un 70 por ciento en 22 años, tendencia que va a la alza.

“No es sólo es centroamericano, es mundial, en México se están recibiendo cada vez más migrantes que buscan trabajo desesperados, de la India de Nigeria, de países africanos, del sur de Asia, entonces esto no va a cambiar”, señaló Benítez.

Dijo que desde el 2014 iniciaron los éxodos de Centroamérica y Venezuela, aunque en el caso de Venezuela es un fenómeno nuevo, porque no se presentaba.

“Teóricamente hablando, según las ciencias políticas y sociales tiene que caer ese Gobierno, y tiene que haber una restauración de ese país con los recursos que tiene, teóricamente así se detendrán los venezolanos”, mencionó.

En el caso de los centroamericanos es más difícil que terminen los desplazamientos.

“Porque se paró la guerra y la guerra dejó secuelas de ausencia de políticas sociales en Honduras, en Guatemala, en El Salvador durante años, había gobiernos militares que no tenían programas sociales”, señaló.

Dijo que eso llevó a una desatención, porque en sus análisis la ONU no capturó esa situación.

“De la fractura social que se estaba dando en Centroamérica en los años 80 y 90, que después provocó las grandes oleadas migratorias”, anotó el investigador.


[email protected]