Nacional

Señalan a exsuperdelegada de beneficiarse de programas sociales

La diputada federal Claudia Yáñez acusó a Indira Vizcaíno, elegida como candidata de Morena a la gubernatura de Colima

Óscar Mireles / Agencia Reforma / Indira Vizcaíno renunció a su cargo como exsuperdelegada el 30 de octubre

Óscar Uscanga / Agencia Reforma

lunes, 21 diciembre 2020 | 14:58

Ciudad de México— La diputada federal Claudia Yáñez, aspirante de Morena a la Gubernatura de Colima, arremetió en contra de Indira Vizcaíno, elegida como candidata de Morena este martes, al asegurar que ésta se benefició de programas sociales durante su cargo de delegada de Bienestar federal en la entidad.

Sin esperar la conferencia donde Vizcaíno fue designada como ganadora, Yáñez gritó "traicioneros", "encuesta falsa", "simulación" y que el partido es una vergüenza, todo en el patio de la sede de Chihuahua 216, en la Colonia Roma Norte.

"Ayer, los fundadores de Morena en Colima presentaron más de 10 pruebas de los malos manejos de los programas sociales. Son contratos que beneficiaron y que vienen con la firma de la ex delegada y que beneficiaron a los hermanos, familiares, diputados locales, diputada federal, regidores. Oiga: mientras que miles de viejitos se mueren de hambre porque no le llegan los recursos", reprochó.

"Son unos traidores, eso es lo que son. Hay más de 700 pruebas que van a presentar, voy a impugnar, es una vergüenza, están sirviéndose de los servidores de la nación. Que publiquen los padrones de los programas, los programas de los beneficiarios, les dicen que los apoyos es debido a ella, cuando son programas sociales del Gobierno federal. Tenemos pruebas que presentamos ante Fepade, ante Secretaría de la Función Pública; y qué han hecho, pura farsa, pura simulación".

Minutos antes, la también hermana de César Yáñez -coordinador general de Política y Gobierno de Presidencia- bajó las escaleras e inició su discurso, el cual leyó con el grito: "¡Los resultados son una farsa!".

"Este partido se exhibe no sólo ante extraños, sino ante sus propios militantes como una entidad política corroída por las ambiciones desmedidas y prácticas corruptas de unos cuantos que, encaramados sobre el partido, se han propuesto destruirlo, privilegiado una estructura electoral paralela, fincada en los llamados siervos de la nación y sus comandantes, los superdelegados, ahora ungidos como candidatos a los Gobiernos de los estados donde debieron prestar sus servicios desinteresadamente", expresó.

"Desde el 2018 en que fueron designados, decidieron llevarlos a la Gubernatura por todos los medios del partido, instruyendo abiertamente a los dirigentes estatales de Morena de echar mano de todos los recursos para ese despropósito".

La diputada federal morenista siguió con sus acusaciones de que los programas de Bienestar fueron una campaña electoral que la ahora candidata Vizcaíno utilizó desde el 1 de diciembre de 2018 cuando llegó al cargo.

Asimismo, que estas designaciones contradicen los propósitos del Presidente Andrés Manuel López Obrador de que un Gobierno debe ser honesto.

"Resulta vergonzoso y de una extrema inmoralidad que mientras nuestro Presidente propone que al margen de la ley, nada, por encima de la ley, nadie, se estén privilegiado a personas que cargan con denuncias por actos de corrupción comprobados, por el indebido y abusivo ejercicio del poder público, como es el caso de la nominada por Morena para competir por la Gubernatura de Colima", añadió.

Por último, la legisladora inconforme afirmó que, entre las violaciones al proceso de selección, no se les notificó a las aspirantes los registros aprobados, metodología y resultados de la encuesta.

Así como tampoco, la Comisión Nacional de Elecciones valoró y calificó los perfiles de los que se inscribieron.

Tras los gritos y acusaciones, el presidente nacional de Morena, Mario Delgado, respondió que quien no está de acuerdo con las asignaciones es porque busca sólo un cargo público y no la transformación del país.

"No es de sorprenderse que haya inconformidades, porque este movimiento es plural, se respeta la libertad de expresión, tiene que haber unidad, porque si nos manifestamos en contra de algunas decisiones es que estamos por cargos. Entonces, a lo mejor, se equivocaron de partido", argumentó.

"Nuestro presidente tiene una alta calificación en el Estado de Colima, qué quiere decir, que Indira hizo un buen trabajo. El Presidente de la República no estaría bien evaluado si los programas sociales no estuvieran llegando".

Hasta el momento, la sede de Morena ha sido el escenario de varios reclamos de sus propios correligionarios desde el pasado 10 de diciembre, fecha en la que iniciaron las designaciones de los candidatos a las 15 Gubernaturas.