Nacional

Se unen más gobernadores a apoyo de Guardia Nacional

Afirmaron que apoyan el proyecto de Guardia Nacional que planteó el presidente Andrés Manuel López Obrador al Congreso

Excélsior
sábado, 16 febrero 2019 | 22:07

Ciudad de México- Los gobernadores de Sinaloa y de Durango afirmaron que apoyan el proyecto de Guardia Nacional que planteó el presidente Andrés Manuel López Obrador al Congreso y que actualmente se encuentra en discusión en el Senado de la República.

Sinaloa y Durango, junto con Chihuahua, comparten la zona conocida como el “triángulo dorado”, donde tienen presencia carteles de la siembra, procesamiento y tráfico de droga.

Se trata de una zona serrana, de difícil acceso y que de acuerdo con los propios gobernadores se ha visto estigmatizada por la actividad criminal a que han sido orillados los habitantes de la región.

En el Estadio de béisbol de los Venados de Mazatlán, en un encuentro con pobladores de ese puerto de Sinaloa, el gobernador Quirino Ordaz Coppel, de extracción priísta, aseguró que no es en los escritorios de los senadores donde se debe decidir el futuro de la Guardia Nacional.

"Es muy importante apoyar al presidente en el proyecto de Guardia Nacional. Necesitamos más seguridad, mejor seguridad, mejor coordinación, y ese proyecto es lo que nos va a dar.

"Es muy fácil opinar desde las oficinas, desde los escritorios, cuando no se está en las calles, en las realidades, nosotros que lo vivimos y lo sentimos, lo pedimos y lo exigimos, Necesitamos la Guardia Nacional”, reiteró el gobernador.

Por la mañana, en Tamazula, Durango, el gobernador José Rosas Aispuro, de extracción panista, coincidió con su colega y exigió a los senadores que aprueben la Guardia Nacional que planteó López Obrador al Congreso de la Unión.

"Aprovecho para decirles a nuestros amigos, amiga y amigos senadores que necesitamos el apoyo de ustedes para respaldar al señor presidente de la República para que se pueda llevar a cabo la reforma constitucional que permita la creación de la Guardia Nacional.

"Sólo de esa manera vamos a tener a un México en paz, vamos a tener a un México donde haya el respeto pleno a los derechos humanos, pero que tengamos la garantía de vivir con seguridad y eso es lo más importante para cada familia”, reconoció Rosas Aispuro.

Sentenció que si bien en esa zona de Durango hay gente involucrada en actividades ilícitas, se han visto orilladas a ello por vivir en una zona de alta marginación, sin opciones de empleo.

"Esta parte del país ha sido estigmatizada por las actividades de la siembra de enervantes de muchas familias que las hemos condenado a eso, porque como gobierno no le hemos dejado ninguna otra opción a la gente”, reconoció Rosas Aispuro.