Se enredan con protección a LeBaron

Durazo afirma que no contaban con vigilancia mientras que SSPC dice que sí; la tenemos desde 2009: familia

Reforma
miércoles, 06 noviembre 2019 | 06:00
|

Ciudad de México— La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), y su titular, Alfonso Durazo, se enredaron con el tema de la protección a la familia LeBaron con elementos federales.

Por la mañana de ayer, Durazo afirmó que la familia norteamericana y mormona, de la que nueve de sus miembros fueron masacrados el lunes, no contaba con protección del Gobierno federal.

Posteriormente, la SSPC afirmó que la protección a la familia LeBaron no ha sido retirada en esta Administración.

“No se ha retirado la protección a la familia LeBaron en esta Administración. En el año 2009 le fue otorgada seguridad por parte de la Policía Federal en la comunidad de LeBaron”, informó la dependencia, mediante un mensaje en Twitter.

“Y de 2015 a la fecha se le brinda seguridad a Joel Francisco LeBaron Soto con 19 elementos de Fuerzas Federales en la comunidad de Galeana, ambas en el estado de Chihuahua”.

Sin embargo, Durazo dijo en su comparecencia ante senadores que la familia fue resguardada en “algún momento” y que hay 18 policías federales desplegados en Galeana.


Seguridad

Desde hace 10 años, la comunidad LeBaron en el Municipio de Galeana, al noroeste de Chihuahua, mantiene protección federal.

El Fiscal General de Chihuahua, César Peniche, indicó que cuentan con protección de la Policía Federal, ahora Guardia Nacional, lo cual fue corroborado por el activista Julián LeBaron.

“Y ellos son los primeros para venir a encontrar los cuerpos, y hasta ahorita pues en LeBaron no nos han vuelto a molestar desde que tenemos esa custodia y esa protección desde el 2009”, declaró a Grupo Reforma Julián LeBaron.

El activista estimó que la protección es de aproximadamente 20 elementos en unas tres camionetas.

Aclaró que la protección sólo era en Galeana y no en La Mora, Municipio de Bavispe, Sonora, donde se registró la masacre contra su familia el pasado 4 de noviembre, con un saldo de tres mujeres adultas y seis menores muertos.

“Pero quién se va a imaginar que iban a abrir fuego a niños y mujeres, ¿qué tipo de seres humanos hacen eso?”, cuestionó.

La protección a la comunidad en Chihuahua se otorgó luego del asesinato en julio de 2009 de su hermano Benjamín LeBaron y su cuñado Luis Carlos Widmar.

El doble homicidio se registró luego del secuestro y liberación de Érick LeBaron, hermano de Julián y Benjamín, registrado en mayo de 2009.