Se desploma 37.01% la Bolsa de Argentina

Tras la victoria del opositor de centroizquierda Alberto Fernández en las primarias del domingo, sufre su caída más pronunciada desde enero de 1990

Agencia Reforma
martes, 13 agosto 2019 | 06:00
|

Ciudad de México— El índice bursátil S&P Merval, que concentra las acciones líderes de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, se desplomó 37.01 por ciento, su caída más pronunciada desde enero de 1990, tras la victoria del opositor de centroizquierda Alberto Fernández en las elecciones primarias del domingo.

El peso argentino se hundió 17.13 por ciento frente al dólar, a 53 unidades por dólar desde su cierre del viernes que fue de 45.25 pesos por billete verde.

En tanto, alrededor de un tercio de las empresas argentinas que cotizan en el mercado estadounidense perdieron la mitad de su valor. El Grupo Financiero Galicia, un banco centenario argentino, cayó 60 por ciento.

Todos los bancos se vieron muy afectados, así como las empresas constructoras o que realizan obras de infraestructura. El valor de Loma Negra, que fabrica cemento y presta servicios de transporte ferroviario, también perdió 60 por ciento.

“Los inversionistas creen que el regreso del kirchnerismo puede traer una situación negativa, si bien Alberto Fernández intentó disipar esos temores, lo cierto es que los inversores se mantenían más cómodos con la continuidad de Macri”, explicó Matías Carugati, economista jefe de Management & Fit.

Entre esos temores, dijo, están el posible regreso de políticas intervencionistas con restricciones en el mercado cambiario, el cese de pagos de la deuda y el congelamiento de las tarifas de los servicios.

Tras la caída bursátil, el presidente de Argentina, Mauricio Macri, dijo que piensa revertir en los comicios de octubre la derrota de ayer y prometió tomar medidas ante la fuerte depreciación del peso registrada ayer.

En una rueda de prensa tras reunirse con su Gabinete de ministros, culpó además al kirchnerismo, que venció en estas primarias, por la reacción adversa en los mercados al sostener que “no tienen credibilidad en el mundo”.

“Hoy es un día muy malo. Hoy estamos más pobres que antes de las primarias”, sostuvo el mandatario, que aspira a la reelección.