Nacional

Sabían de fallas… no hicieron nada

La llamada ‘línea dorada’ ha estado llena de complicaciones y cierres prácticamente desde su inauguración en 2012.

Azucena Vásquez / Amallely Morales / Agencia Reforma

miércoles, 05 mayo 2021 | 06:00

Ciudad de México— La historia de la también llamada “línea dorada” ha estado llena de complicaciones y cierres prácticamente desde su inauguración en 2012. 

De las distintas fallas tuvieron conocimiento en sus gestiones tres jefes de Gobierno: Marcelo Ebrard, Miguel Ángel Mancera y la propia Sheinbaum. La Línea 12 fue construida, durante el sexenio de Ebrard, por el consorcio integrado por ICA, Carso y Alstom. Costó 26 mil millones de pesos, 70 por ciento más que el monto previsto inicialmente.

Carso estuvo a cargo del tramo que abarca las estaciones Periférico Oriente, Tezonco, Olivos, Nopalera y Zapotitlán.

La línea registró 66 fallas en las instalaciones fijas o trenes desde su inauguración el 30 de octubre de 2012 hasta el 23 de noviembre del mismo año.

En marzo de 2014, se informó de un problema del desgaste prematuro que se presentó en 12 de las 20 estaciones de la línea, más de la mitad.

En el trayecto entre Tláhuac y Atlalilco, de 14 kilómetros, se registró desgaste ondulatorio en rieles, lo cual provoca desniveles y alineaciones fuera de los parámetros normales, de acuerdo con los dictámenes elaborados por la firma alemana ILF Consulting Engineer.

Tres años más tarde, el sismo de septiembre de 2017, evidenció fallas estructurales en una columna del tramo elevado de Línea 12 del Metro, por lo que fueron cerradas 6 estaciones: Tezonco, Olivos Nopalera, Zapotitlán, Tlaltenco y Tláhuac.