Revelan pagos por 137.6 mdp a ‘aviadores’

Cobraron durante dos años sin dar clases 288 comisionados sindicales

Reforma
miércoles, 15 mayo 2019 | 06:00
Gabriel Cardona

En Chihuahua, 288 comisionados sindicales del sector educativo recibieron pagos irregulares por un monto global de 137.6 millones de pesos entre los años 2015 y 2017, de acuerdo con el estudio “La impunidad en la nómina magisterial”, elaborado por México Evalúa y la Escuela de Gobierno del Instituto Tecnológico de Monterrey. 

Especialistas documentaron que en todo el país, pese a la promesa de la reforma educativa de terminar con irregularidades en la nómina magisterial, hay al menos 100 mil maestros que reciben salarios pero no dan clases en las aulas.

También reportaron denuncias por irregularidades que superan los 6 mil millones de pesos.


Destinaron 360 mdp a pagos de secretarias y 32 mdp a choferes

En el estudio presentado ayer, que aborda el uso y abuso del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo (FONE), Marco Fernández, investigador de ambos y coordinador de la investigación, refirió que si bien hubo algunos avances con la conversión del Fondo de Aportaciones para la Educación Básica y Normal (FAEB) al FONE tras la aplicación de la reforma educativa que entró en vigor en el sexenio anterior, persisten las irregularidades.

Al analizar las bases de datos del FONE, apuntó Fernández, entre 2015 y a finales de 2018 hubo un pago de mil 66 millones de pesos a más de 9 mil comisionados sindicales en estados como Aguascalientes, Chihuahua y Coahuila.


Radiografía en Chihuahua

De acuerdo con el estudio de México Evalúa y el ITESM, el promedio del gasto anual en educación en Chihuahua es de 26 mil 841 millones de pesos, equivalente al 5 por ciento del Producto Interno Bruto Estatal.

El 54 por ciento de ese gasto es estatal y 46 por ciento proviene del presupuesto federal, es decir que Chihuahua recibe en promedio anual 11 mil 149 millones de pesos para la nómina educativa. Estos recursos financian a 21 mil 748 profesores, que atienden a 504 mil 398 niños en 4 mil 217 escuelas.

En 2015 la Federación centralizó el pago de la nómina educativa para corregir irregularidades cometidas en manejo del fondo de nómina.

Con el cambio los recursos transferidos aumentaron un 9 por ciento, pues antes del movimiento eran de 11 mil 259 millones de pesos y crecieron a 11 mil 451 millones de pesos.

En el año 2013, cuando se realizó el Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos de Educación Básica y Especial, se encontraron irregularidades equivalentes al 14.2 por ciento de la nómina educativa estatal.

Por estas irregularidades, el Estado enfrenta 17 denuncias por más de 173 millones de pesos, establecidas por la Auditoría Superior de la Federación entre los años 2008 y 2015, procesos que en su mayoría se encuentran vigentes.

“Ha mejorado el uso de los recursos, pero aún se identifican irregularidades: 288 comisionados sindicales que recibieron 137.6 millones entre 2015 y 2017”, concluye el estudio en relación a Chihuahua.


Tres años y medio de investigación

La corrupción, dijo Fernández, “disminuyó, pero persistió con la centralización de la nómina”. Explicó que el estudio recopila tres años y medio de investigación y más de 150 solicitudes de acceso a la información.

Resaltó que el pago de los comisionados sindicales sigue siendo excesivo.

“Se tiene que poner énfasis cuando hay problemas de irregularidades, y sobre todo de una impunidad escandalosa que la cobija en el caso de los famosos pagos a comisionados”, expuso.

Además se halló que los gobiernos estatales –sobre los que dijo, recae todavía el 30 por ciento la nómina magisterial– cometieron varias irregularidades como mentir sobre el número de alumnos para conseguir más recursos y seguir con concesiones y otorgar plazas ilegales a sindicatos.

Informó que cuando la Federación empezó a detener pagos a comisionados las entidades los transfirieron a puestos administrativos para que siguieran cobrando.

Se encontró que entre el primer trimestre de 2016 y el primer trimestre de 2017, mil 833 personas fueron transferidas a esta categoría.

“Esto, insisto pues, refleja un ingenio de la transa”, comentó.

En estas prácticas, indicó, incurrieron Aguascalientes, Colima, Durango, Tlaxcala e Hidalgo.

Fernández refirió que cuando la Auditoría Superior de la Federación acudió a los centros escolares a hacer pase de lista para comprobar que personal a cargo de la nómina estaba laborando, encontró que 100 mil personas no estaban asistiendo a trabajar. (Agencia Reforma / El Diario)