Nacional

Retienen a soldados mexicanos que mataron a guatemalteco

Tras horas de negociaciones, logran liberar a 15 connacionales por un millón de pesos

O. Uscanga / M. Morales / Agencia Reforma

miércoles, 31 marzo 2021 | 06:00

Tapachula, Chiapas— Quince militares mexicanos fueron retenidos en Guatemala luego de ser acusados de matar a un ciudadano de ese país en un retén instalado en el municipio chiapaneco de Mazapa de Madero.

Nueve fueron liberados luego de las primeras negociaciones, y luego otros 6 militares quedaron retenidos hasta la madrugada de ayer martes.

Los hechos ocurrieron la tarde del lunes cuando los soldados pertenecientes al XV Regimiento de Caballería Motorizado realizaban una inspección en el poblado San José Bacatum, cerca de la línea divisoria entre México y Guatemala.

Según los reportes, los militares le marcaron el alto a un vehículo Mitsubishi con placas guatemaltecas P651-CBW, donde viajaba Elvin Mazariegos Pérez, de 30 años de edad. 

Tras una discusión –presuntamente por el origen de una mercancía–, el joven  habría sacado un arma por lo que los soldados dispararon en contra del guatemalteco.

De inmediato, los pobladores de Mazapa de Madero encararon a los militares y los retuvieron. Más tarde se sumó un grupo de guatemaltecos de la comunidad La Esperanza, limítrofe con México.

El Ejército mexicano ofreció un millón de pesos como indemnización por el crimen de militares contra el guatemalteco Elvin Mazariegos Pérez en Chiapas. Funcionarios y militares guatemaltecos tuvieron que intervenir para liberarlos.

“Se llegó a un acuerdo de reparación económica y obviamente, como era la exigencia de los pobladores, que se inicien las acciones judiciales en contra del responsable”, dijo ayer el secretario de la Defensa de México, Luis Crescencio Sandoval.

El titular de la Sedena aceptó que hubo “una reacción errónea” por parte del personal militar y mataron a Elvin.

Piden indemnización para sus hijos

Olga Mazariegos, hermana de Elvin, afirmó que el ofrecimiento de México sólo contempla un pago único de un millón de pesos, pero la familia también exige una manutención mensual para los tres hijos de Elvin, que son Melany, de 9 años; Katherine Vanessa, de 5 años, y Christopher Moisés, de 2 años de edad.

Olga explicó a Reforma que el pago mensual que exigen es hasta que los menores cumplan por lo menos 18 años, pues su padre era el único sustento que tenían en el Municipio de Tacaná, Departamento de San Marcos.

“Es lo que nosotros queríamos, manutención mensual, pero ellos dicen que sólo van a dar aproximadamente medio millón de quetzales, eso no recompensa todo lo que van a pasar mi cuñada (Marvilia Pérez), se queda sola con sus tres niños, no es justo lo que mi hermano pasó, imagínese que con ese dinero vengan a decir, eso es lo que valía mi hermano”, narró entre llanto.

“Condenamos la trágica muerte del connacional Elvin Mazariegos Pérez en Mazapa de Madero, Estado de Chiapas, México. Nuestros funcionarios consulares ya se encuentran en camino al lugar para establecer los procedimientos conducentes”, señaló anoche la Cancillería guatemalteca.

Un habitante del municipio contó a Grupo Reforma que el joven de 30 años recibió dos disparos, uno en el cuello y otro en el pecho. 

“Él es uno de muchas personas de Guatemala que vienen a México a comprar mercancía de abarrotes y que pasa por esta zona, sabemos que es de la religión católica y no era una mala persona”, dijo.

Contradice Guatemala a Sedena 

El Ejército de Guatemala afirmó que los soldados mexicanos fueron retenidos en su territorio. 

“Soldados mexicanos que fueron retenidos por pobladores de la aldea La Esperanza, Tacaná, #SanMarcos, fueron liberados tras proceso de negociación, llevado a cabo por integrantes de la Brigada de Operaciones para Montaña del #EjércitoGT y PNC, entregados a autoridades mexicanas”, informó en una publicación de Facebook, 

Esta versión contradice el relato sobre el incidente que hizo el Secretario de la Defensa Nacional, Luis Sandoval, en la conferencia mañanera, pues él afirmó que nunca dejaron suelo mexicano. 

:Si bien se estableció que iban a ser movidos por esta gente a Guatemala, no dejan nunca el territorio, si se los llevan a un punto lejano donde estaba el área donde fue el incidente, pero no cruzan la frontera con Guatemala”, dijo Sandoval. (Con información de César Martínez)