Nacional

Reprueban despidos masivos en Gobierno federal

Advierte el senador Ricardo Monreal sobre los efectos negativos en el país por esta medida

Reforma

Reforma

domingo, 30 junio 2019 | 07:57

Ciudad de México— Los despidos masivos en la administración pública federal fueron reclamados por el coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal.

En un oficio dirigido al titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa, con fecha del 27 de junio, el legislador advirtió sobre los efectos negativos en el país por esta medida.

Señaló que los despidos se dan cuando la economía pasa por momentos adversos.

"He tenido conocimiento respecto del recorte o despido de trabajadores de confianza y eventuales que se ha emprendido desde diversas dependencias de la Administración Pública Federal y tribunales agrarios, lo que resulta preocupante y grave, particularmente en estos momentos en que la economía nacional enfrenta adversidades", cita el oficio 159 emitido por Monreal como presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo).

"El recorte de personal ha sido una constante desde el 1 de diciembre de 2018, y llegará a su punto más álgido el 30 de junio de 2019, fecha definida como definitiva para cancelación de plazas por el C. Presidente de la República en el memorándum de fecha 3 de mayo de 2019", agrega.

El legislador señala que en la Jucopo del Senado se han emitido diversas manifestaciones de preocupación en virtud de esta situación.

"El impacto, sin criterios, del recorte masivo de servidores públicos provocaría, al menos, parálisis en el Gobierno; inconformidad de la ciudadanía, por ineficiencia; y gestación de un grupo de personas inconformes, servidores públicos, por afectar su dignidad", cita el documento.

Monreal recuerda que el presidente Andrés Manuel López Obrador había prometido no afectar a los trabajadores de menores ingresos y que la reducción de personal sería sólo en plazas de altos mandos.

"El presidente de la República ha expresado en distintas oportunidades que a los trabajadores de menores ingresos de las dependencias del Gobierno no se les despediría, sino sólo a aquellos funcionarios que percibían altos ingresos y que representaban una carga adicional burocrática generada en los últimos gobiernos.

"No obstante, nos hemos enterado de que empleados de confianza y eventuales -algunos con ingresos menores- de manera amplia y discrecional se les ha empezado a pedir su renuncia u obligado a aceptar planes de retiro", cuestionó Monreal.

De acuerdo con registros de la Secretaría de la Función Pública (SFP), más de 11 mil funcionarios han firmado su renuncia en los primeros seis meses de la Administración de López Obrador.