Nacional

Reportan expansión del Cártel de Jalisco en México

Según los expertos, buena parte de la violencia en Tijuana, Ciudad Juárez y en Tamaulipas deriva de ofensivas del CJNG

El Diario

Reforma

jueves, 19 marzo 2020 | 07:32

Ciudad de México.- En los últimos años, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) ha tenido una expansión por todo el país mediante una violencia y crueldad que no se había visto desde la caída de Los Zetas.

Desde las afueras de la Ciudad de México hasta la zona turística en torno a Cancún, en Quintana Roo, sin olvidar la frontera norte, el grupo liderado por Nemesio Oseguera, "El Mencho" -que ahora es el fugitivo más buscado de la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés)- está librando batallas de estilo medieval y fortificando refugios para expandirse, de acuerdo con Associated Press (AP).

Al grupo le gusta tanto la violencia y el armamento pesado que según fiscales estadounidenses, sus miembros intentaron comprar ametralladoras de cinta M-60 en Estados Unidos, y en un día llegaron a derribar un helicóptero militar mexicano con un lanzagranadas.

Pero también han lanzado una campaña de propaganda utilizando videos y redes sociales para amenazar a sus rivales al tiempo que prometen a los civiles que no les perseguirán con extorsiones y secuestros.

Es una promesa que hacen los cárteles de México desde hace mucho tiempo, y que siempre han roto, señala la agencia de noticias estadounidense.

Pero el avance del CJNG es tan fuerte, agrega, que el grupo parece haber convencido a algunos mexicanos, especialmente a los que están cansados de las pandillas locales, para aceptar el control de una banda grande y poderosa.

Sin embargo, la realidad de la vida bajo el control del Cártel de Jalisco Nueva Generación es terrorífica. El grupo ha convertido a Guadalajara y su zona metropolitana en una enorme tumba clandestina.

En el último año se han encontrado cientos de cuerpos, arrojados a canales de desagüe, enterrados en campos y patios y jardines de viviendas. Se han encontrado cadáveres disueltos en ácido o sosa cáustica, y en bolsas de plástico.

En Guadalajara han aparecido tantos cuerpos que las autoridades se quedaron sin espacio en la morgue y empezaron a poner los restos en descomposición en camiones refrigerados que iban a dando vueltas hasta que los vecinos se quejaron por el olor.

Los expertos señalan que los asesinatos se dispararon después de que el cártel perdiera el control de su rama local en Guadalajara, desatando combates contra grupos rivales.

Pero además, según los expertos, buena parte de la violencia en Tijuana, Ciudad Juárez y en Tamaulipas deriva de ofensivas del CJNG, a menudo aliado con pandillas locales, para tomar el control de las rutas clave del narcotráfico.